Los autobuses interurbanos del área metropolitana de A Coruña han vivido un cambio importante en los últimos días con la renovación de las concesiones, que salieron a concurso público tras estar vigentes 60 años. En algunos casos han cambiado los nombres de las empresas que realizan el servicio, en otros las líneas han sufrido variaciones tanto en su recorrido como en sus horarios y también se han puesto en marcha rutas que no existían. Los usuarios se han encontrado de golpe con todas estas novedades. Algunos desconocen las variaciones, otros se quejan de los retrasos en las frecuencias programadas, otros viajeros se familiarizan con la nueva información y los conductores también se adaptan.

Ayer domingo, a mediodía, varios usuarios esperan en la parada de Entrejardines, en pleno centro de A Coruña, para poder coger alguno de los numerosos vehículos que se detienen en este punto. Alguno consulta el plano con los recorridos para intentar averiguar qué línea debe tomar. Otros permanecen sentados hasta que se impacientan y preguntan a algún conductor presente por su línea. “¿Y el bus de Cambre? Siempre está a esta hora”, indicaba ayer una pareja al ver que se retrasaba más de la cuenta. Uno de los viajeros que estaba en la parada también preguntaba a una conductora por el autobús para ir al outlet de Culleredo. Se trata de Manuel Díaz, que explicaba estaba esperando “más de lo debido”. Eso sí, afirmaba ser conocedor del cambio de horarios y de recorridos, aunque señalaba que había que estar “pendientes de ellos” para no equivocarse.

Otra usuaria es Tamara García, que quería subir a la línea de San Pedro, que ayer llegaba tarde. “Normalmente es puntual”, relataba. En su caso, es viajera de este servicio desde apenas hace dos semanas. Justo le ha cogido por el medio la renovación de las concesiones.

Otras personas intentan averiguar qué autobús tomar, para lo cual preguntan a los conductores presentes. También hay otros pasajeros que encuentran rápidamente el servicio que les interesa.

También hay gente que desconocía la renovación de las concesiones y los cambios que conllevaba. Es el caso de José Luis Cotón, que se dirigía a Santa Cruz en transporte público porque su coche se encontraba en el taller. “Primera noticia”, aseguraba al ser preguntado por el cambio en el plan de buses comarcal. Hacía varias meses que no los usaba y antes lo hacía de vez en cuando.

Otros cambios no tan visibles a primera vista han llegado de la mano de la tecnología. En los vehículos de Alsa se ha habilitado una red wifi gratuita para los pasajeros y también ha sido renovada la máquina de cobro, lo que ha supuesto un importante cambio al que los conductores se han de adaptar, ya que ahora es como si fuera una especie de aplicación de móvil. Deben marcar varias opciones para poder cobrar los billetes, aunque sea con la tarjeta de transporte.

La zona este de A Coruña, que incluye Oleiros, Culleredo, Cambre, Sada y parte de Arteixo, la realiza Alsa a través de Cal Pita. En el concurso público, la empresa asturiana concurrió junto a Monbus, aunque finalmente no realiza ningún servicio de esta zona. La parte oeste, que abarca Arteixo y las comarcas de Bergantiños y Fisterra, la realiza Arriva, que ya tenía anteriormente esta concesión.

El plan de transporte público del Gobierno autonómico ha introducido tres rutas perimetrales, es decir, que comunicarán los municipios del área metropolitana directamente sin pasar por la ciudad. Se trata de la línea circular que recorrerá ambas orillas de la ría de O Burgo, otra que enlaza Cambre y Arteixo a través del campus universitario de Elviña y los polígonos industriales y una ruta entre Sada y Alvedro.

La Xunta completó el pasado día 23 de diciembre la modernización del transporte público interurbano con la entrada en vigor de los últimos 19 contratos del Plan de Transporte Público de Galicia, que incluyen los que afectan al área metropolitana de A Coruña.

Los buses metropolitanos, entre la novedad y la duda

Luis Castiñeira - Conductor de Alsa:

“Las nuevas líneas van a favorecer que haya más servicios para la gente”

Una de las principales novedades a las que se tienen que enfrentar los conductores de Alsa con la variación de la concesión, además de los nuevos recorridos y horarios, es el cambio de aparato para realizar el cobro. Es como una aplicación de móvil en la que se debe buscar la parada que pide el viajero y activar el pago sin contacto, según relata Luis Castiñeira. Estos días los empleados se adaptan al sistema para poder realizar los cobros lo más rápido posible. Sobre cómo se han adaptado los usuarios, asegura que “el primer día la gente tenía que adaptarse”, lo que unido al cambio de sistema de cobro provocó que los tiempos de recorridos fueron mayores de lo previsto, pero asegura que con el paso del tiempo la situación mejora y que cree que “las nueva líneas van a favorecer que haya más servicios para la gente”. Además, señala que todavía hay “algún horario” que a la gente “le cuesta”. Una de las tareas que tiene que realizar este conductor de Alsa durante estos primeros días de la nueva concesión es repartir folletos a los pasajeros para que conozcan los horarios y las líneas con el nuevo mapa de rutas que ha implantado la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade.

Los buses metropolitanos, entre la novedad y la duda

Eloy Boedo   - Conductor de Alsa

“El bus del aeropuerto es blanco. Me hacen fotos cuando paso por Vilaboa”

La puesta en marcha del nuevo plan de transporte público de la Xunta ha provocado dudas en los usuarios, que se tienen que adaptar a los nuevos horarios y recorridos, pero también ha dejado curiosidades como la que ha vivido uno de los conductores que se encargó de realizar la ruta desde A Coruña hasta Alvedro estos días. “El bus del aeropuerto ahora es blanco. Me hacen fotos cuando paso por Vilaboa”, relata. Este vehículo en los últimos años era de color azul, empleado por la empresa Cal Pita. Con el nuevo contrato ha cambiado. Este trabajador asegura que la ruta del aeropuerto es la “única” que no ha sufrido variaciones con respecto a la anterior en su trayecto. Ayer no hacía este recorrido, sino que iba hacia Oleiros. Este conductor también señala que la gente poco a poco se adapta a los cambios introducidos, aunque especialmente el primer día, el pasado 23 de diciembre, fue complicado, ya que tanto los propios conductores se encontraron de golpe con las novedades y los usuarios también, que preguntan por algún horario. Uno de los cometidos que asume estos días es repartir folletos a los viajeros para que puedan conocer en detalle los recorridos y los horarios vigentes.