A mediodía de este martes ha quedado restablecida la circulación ferroviaria afectada por un descarrilamiento ocurrido en la noche de este lunes en el municipio coruñés de Oza-Cesuras.

Así, según informa Adif, la circulación de la línea León-Coruña, entre Oza-Cesuras y Betanzos, ha quedado restablecida, aunque con una limitación temporal de la velocidad en el punto del descarrilamiento.

Un vagón de tren que cubría la línea entre A Coruña y Lugo sufrió la pasada noche un descarrilamiento con 17 viajeros a bordo, aparte del maquinista y el interventor, aunque ninguna persona sufrió heridas. Según Adif, el suceso se produjo a consecuencia de un desprendimiento de tierras sobre la vía, a la altura del término municipal coruñés de Oza-Cesuras.

A consecuencia del incidente, los viajeros fueron trasladados por carretera, pero el vagón descarrilado se quedó en la vía a la espera de ser retirado y la circulación ferroviaria permaneció cortada hasta que este mediodía la zona ha quedado despejada.

Como consecuencia de este corte de la vía ferroviaria, durante la mañana de este martes han resultado afectados dos trenes, cuyos viajeros, en torno a cinco personas, han sido trasbordadas por carretera.

Así, resultaron afectados los viajeros del tren con salida de A Coruña a las 6,38 horas y llegada prevista a Ourense a las 10,05; así como los del tren con salida de Monforte de Lemos (Lugo) a las 7,30 horas y llegada programada a A Coruña a las 10,12. Todos ellos fueron trasbordados por carretera entre A Coruña y Lugo.