El Gobierno local de Arteixo ya tiene elaborado el nuevo plan de accesibilidad, que definirá las actuaciones a realizar de aquí al año 2030 en esta materia. Entre ellas se encuentran las sendas peatonales de todo el municipio, unas infraestructuras que son demandadas por los vecinos en múltiples lugares. El documento propone la construcción de un total de 36 itinerarios seguros, lo que requerirá una inversión total de 2,6 millones de euros.

De entre todas, destacan dos. Una prevé conectar Arteixo, Morás y Uxes. Su longitud es de 4,6 kilómetros y su coste sería de 232.000 euros. La otra senda, la más cara, discurriría entre el campo de fútbol de Larín y llegaría a Quintán. El coste es de 238.000 euros y su distancia sería de 4,8 kilómetros. El plan diseñado por el Concello incluye itinerarios para casi todas las parroquias. Son sendas peatonales y ciclistas.

Otras actuaciones destacadas son la senda a la unitaria de A Cachada (139.000 euros), un paseo por Rañobre (139.000) y una senda de Meicende a Pastoriza (108.000). También figuran otras como, por ejemplo, la que uniría el núcleo de Morás con el polígono y dos sendas de la playa de Barrañán hacia el interior.

Las líneas en las que se actuará con el plan de accesibilidad son la sensibilización social, viario estructurante de las zonas verdes, red de transporte urbano, accesibilidad en las playas, acceso a los servicios web del Ayuntamiento, creación de sendas ciclistas, elaboración de un catálogo de soluciones de accesibilidad universal, apertura de calles, plan de accesibilidad al litoral y espacios naturales, actuaciones en edificios públicos, accesibilidad en las calles y travesías urbanas, zonas de actuación integral compleja y puntos en los que se deban realizar actuaciones singulares.

El horizonte inicial que establece el plan es 2021, primer año en el que se realizarían actuaciones. El plan de etapas está dividido en dos quinquenios, hasta llegar al año 2030, en el que está previsto que se completen las actuaciones.

Este plan es un catálogo que define todas las actuaciones a realizar, algunas más sencillas como puede ser arreglar una acera de una calle y otras que ya dependen de trámites urbanísticos, como puede ser la apertura de una nueva calle. También figuran otras actuaciones como la creación de nuevos itinerarios peatonales o la creación de espacios de esparcimiento.

Otra de las actuaciones más destacadas está prevista para Meicende, donde se delimita un espacio cercano a los 30.000 metros cuadrados para la construcción de un “gran parque público” que abarca el ámbito que se encuentra situado entre las compuertas del embalse y la zona de naves industriales de O Petón, según explica el Concello. En el documento aparece marcada esta zona, que en la actualidad son terrenos rústicos. La obtención de los terrenos, ahora en manos privadas, se debe realizar mediante un plan especial de dotaciones.