Siete de los ocho concellos que integran el Consorcio As Mariñas conformarán una mancomunidad, que releve al ente actual, sin Oleiros. El organismo supramunicipal paralizará la tramitación de la mancomunidad que ya había iniciado, con el ayuntamiento oleirense entre sus miembros, y que se aprobó en una asamblea de todos los concejales de los ocho concellos el pasado mes de octubre con el voto en contra del partido que gobierna Oleiros, Alternativa dos Veciños, y la abstención del BNG. El Consorcio explica que “tras las comisiones celebradas hoy [jueves] y ante la inminencia del próximo pleno, concluyen que una mancomunidad sólo puede estar conformada por ayuntamientos cuya voluntad sea la de aunar esfuerzos”.

Los alcaldes de Abegondo, Bergondo, Betanzos, Cambre, Carral, Culleredo y Sada abogan por “conformar una nueva mancomunidad en la que participen sólo los concellos con demostrada confianza mutua y voluntad de consenso”. “Es la cuestión que se abordará en la próxima reunión de la comisión gestora, prevista para el próximo martes”, avanza.

Las discrepancias que llevan a apartar a Oleiros de la formación del nuevo ente se arrastran desde hace tiempo y han llegado incluso hasta los juzgados. El alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, ha denunciado por presunta prevaricación al presidente, el gerente, el secretario y el interventor del Consorcio, en relación a unos contratos temporales renovados en los que aprecia irregularidades. El pasado mes de diciembre, tras presentar Seoane la querella, los alcaldes de Abegondo, Betanzos y Cambre amenazaron con abandonar el organismo si continuaba el oleirense y el regidor de Sada consideró que el Consorcio estaba “tocado y hundido”, por lo que instó a agilizar la constitución del área metropolitana, con A Coruña.

 Los enfrentamientos comenzaron, sobre todo, a partir de la adhesión del Consorcio al Concello de Oleiros para adaptarse a la ley de bases de régimen local mientras se constituía una nueva mancomunidad o el ansiada área metropolitana. La adhesión implicaba que el Ayuntamiento oleirense debía presentar las cuentas comarcales junto con las suyas, lo que motivó varias discrepancias del regidor de Oleiros con la dirección del Consorcio, que lidera como presidente el alcalde de Abegondo, José Antonio Santiso.