El colegio Virxe da Cela, que atiende al alumnado de Irixoa y Monfero, ha recibido el Premio Galego de Educación para o Desenvolvemento e a Cidadanía Global con su proyecto Monferosolidario. Este galardón se suma al I Premio Nacional de Educación para el Desarrollo Vicente Ferrer que obtuvo hace una década este pequeño centro rural por su apuesta solidaria.

El premio que le otorga ahora la Coordinadora Galega de ONGD reconoce el esfuerzo de la comunidad educativa en el “fomento de una ciudadanía solidaria, crítica y comprometida con la justicia global”. A lo largo de los últimos años, este colegio ha puesto en marcha numerosas iniciativas para reclamar igualdad de oportunidades en el rural, una demanda que una de las alumnas trasladó en persona al Congreso.

El premio supone una reafirmación en nuestra idea inicial: la posibilidad de abrir la escuela cara a la transformación social desde a Educación para el desarrollo y la ciudadanía global”, apunta la coordinadora del proyecto, Verónica Dopico.