Brindar más seguridad a los ciclistas y así promover la práctica de este deporte. Esta es la meta que se han marcado las diez integrantes de 100tíficas Trabe, el equipo del instituto cullerdense Rego de Trabe, compuesto en su totalidad por chicas, para participar en la First Lego League, competición internacional de ciencia y tecnología que en su fase gallego-asturiana organiza la Universidade da Coruña. En una edición dedicada al deporte, las cullerdenses, tras una tormenta de ideas, concluyeron que el ciclismo es una de las prácticas que más riesgo entrañan y decidieron buscar soluciones: sensores de ruido y movimiento en la ropa o los cascos de los ciclistas son su apuesta para reducir accidentes.

“Pensamos los diferentes deportes y los riesgos que podrían tener y llegamos a la conclusión de que uno de los riesgos más graves los tiene el ciclismo, y empezamos a pensar medidas para reducir esos riesgos”, cuenta Uxía Montero, de cuarto de ESO, una de las integrantes del equipo. La investigación y el desarrollo de una solución tecnológicamente innovadora y la programación de robots para que realicen “misiones” —órdenes que deben cumplir sobre un tablero con piezas Lego— son las dos partes clave de la competición, explica la profesora de tecnología Beatriz Méndez, que coordina el proyecto Maker (iniciativa de la Consellería de Educación, que dota a centros de recursos como un espacio con equipos tecnológicos y de robótica). Para investigar sobre las medidas que mejorarían la seguridad de los ciclistas, el equipo del Rego de Trabe ha remitido cuestionarios a varios clubes y asociaciones ciclistas.

El proyecto, que de nuevo cuenta con Naturgy como sponsor, tiene que estar desarrollado para abril, explica Méndez. “Este año, debido a la situación sanitaria, no se presentarán los trabajos en Ferrol, como es habitual, sino que las cullerdenses defenderán su proyecto desde su propio centro.

Para realizar el trabajo y cumplir con las limitaciones de concentración de personas en espacios por el coronavirus, las jóvenes científicas han repartido tareas de modo que las de primero de ESO se centran más en programación y las de cuarto, en investigación. “Todas hacemos de todo, pero nosotras ya estuvimos el año pasado programando y queríamos dar la oportunidad a las de primero de que probaran, porque es su primer año”, asegura Uxía Montero.

Junto a Montero, las alumnas Marta García, Uxía Bouzada, Ainhoa García, Stella Fontau e Iria Fraga, de primero de ESO, y Laura Miranda, Julia Nuñez, Antía Martínez y Verónica Meizoso, de cuarto de ESO, integran el equipo, con el que colabora como entrenadora principal la estudiante de primero de Bachillerato del centro Paula Taibo y al que también ayudan Alejandra García, Breixo Barba y Ruth Ces como asesores. La iniciativa se desarrolla a través del club de ciencia, que dirige la profesora Uxía Fontaíña. y cuenta con la participación de docentes de varias disciplinas.

Día de la Mujer en la Ciencia

Con estas diez alumnas volcadas en el proyecto, el Rego de Trabe celebra hoy el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia con varias actividades. Acogerá una exposición de carteles sobre mujeres destacadas en el ámbito científico y tecnológico realizado por alumnos de TIC de cuarto de ESO, un concurso de tiras cómicas sobre alguna científica, la proyección de documentales en la recepción del edificio principal y el reparto de pegatinas.