La Justicia concede al Concello el campo de golf y otras tres parcelas de Costa Miño

Una de las fincas que pasará a ser propiedad municipal es comercial, el uso de otra está por determinar y la tercera cuenta con una veintena de estructuras de chalés pareados

Dependencias del campo de Golf de Costa Miño, que pasa a manos del Concello. |  // VÍCTOR ECHAVE

Dependencias del campo de Golf de Costa Miño, que pasa a manos del Concello. | // VÍCTOR ECHAVE / antares Pérez

El Juzgado de lo Mercantil número 1 acaba de hacer efectiva la adjudicación al Concello de Miño de la propiedad de cinco parcelas en Costa Miño: las dos del campo de golf, una parcela para uso comercial, otra con destino a determinar y la última que ya cuenta con las estructuras de 20 viviendas pareadas. Las parcelas pasarán a ser propiedad municipal tras el pleno ordinario que se celebrará el próximo jueves, 18 de febrero, al que se llevará la ratificación del decreto de Alcaldía de aceptación de las cinco parcelas titularidad de Martinsa Fadesa que estaban hipotecadas a favor del Concello de Miño.

El Gobierno local estudiará cómo gestionar todas esas propiedades, que se incorporarán al inventario de patrimonio municipal y que “permiten abrir la puerta a la apertura de la demandada instalación comercial y responder a la actual demanda de vivienda en la zona”, apuntan desde el Ejecutivo.

El alcalde de Miño, Manuel Vázquez Faraldo, valora esta decisión por los beneficios que supone para el Concello contar con estas parcelas ya que “permitirá responder a la actual demanda de viviendas que existe para la zona, dotar a Costa Miño de un espacio comercial y de otros servicios” al tiempo que añadió que “estamos estudiando las alternativas para la gestión de las parcelas del campo de golf y que redunde en un beneficio para los vecinos y vecinas de Miño”.

El regidor destacó que “esto se suma a la revitalización gradual que está teniendo Costa Miño a través de las gestiones llevadas a cabo por el Gobierno local y contribuye a completar la urbanización, sacando viviendas al mercado y dotándola de servicios de los que actualmente no dispone”.

La hipoteca de las cinco fincas fue entregada por Martinsa Fadesa en 2009. E Concello tomó la decisión de solicitar a la jueza que se ejecutase a su favor tras recibir un informe de los servicios jurídicos de la Diputación que concluyen que, si no se aceptaba la dación en pago propuesta por la jueza, en el futuro el Concello pasaría a estar a la cola, tras los acreedores normales y privilegiados, en la puja que llevase a cabo la Administración Concursal de Martinsa Fadesa, “resultando imposible pronosticar cuánto, ni cuándo, se podrá recuperar del crédito concursal reconocido, aunque es habitual que sea poco o nada”, argumentan desde el Gobierno municipal.