El regidor de Oleiros, Ángel García Seoane, criticó ayer al Partido Popular por augurar la muerte del pequeño comercio ante la proliferación de centros comerciales en tramitación y el refuerzo del municipio como ciudad dormitorio con aumento de urbanizaciones, como las dos aprobadas hace unas semanas, que sumarán más de 800 hogares nuevos. “El plan general urbano se aprobó para un techo de 50.000 habitantes, estamos en unos 37.000, así que estamos muy lejos de ese tope, yo ya no lo voy a ver, así que no es cierto que se hiciese el PXOM sin previsión”, declaró.

García Seoane aseguró que el Gobierno local practica un “urbanismo de baja densidad para vivir con calidad de vida alta, superior a la de cualquier otro concello de la comarca”. Respecto a las críticas de su modelo de gestión del suelo, de generar espacios públicos gracias al ladrillo, explicó que este modelo es el que ha posibilitado que Oleiros tenga tantos parques y zonas verdes, calles y viviendas de protección, “648 hasta el momento”.

Respecto a este tipo de vivienda adelantó incluso que el Ejecutivo local “está pensando” en cómo promover más desarrollos residenciales protegidos ante el desinterés de los promotores por no sacarle tanto rendimiento. “Estamos estudiando cómo podemos hacer para que sea el mismo Ayuntamiento el que impulse, sin contar con un promotor, contratando a una empresa y cogiendo suelo barato para que cualquier vecino de Oleiros, no de fuera, que quiera comprar”, declaró el regidor.

García Seoane, ante las afirmaciones de los populares de que el Ejecutivo tiene una “diarrea constructiva”, replicó que “si el PP habla de diarrea es que se está cagando” por lo que le dará “un purgante”. Agregó que es “mentira” que se vayan a hacer todos los centros comerciales citados por el PP, pues son solo previsiones, algunos están en trámite, no se van a “hacer todos juntos”, al igual que no se van a hacer juntas las más de 800 viviendas que se impulsan en dos sectores. Seoane indicó que estos desarrollos son solo previsiones de aquí a varios años y además “no quiere decir que se vaya a hacer todo”.

“Si no reservamos suelo para cuando haya más población, sí sería un caos”, recalcó. “Una cosa es tramitar el suelo para cuando se construya. Nosotros programamos suelo para que se vaya construyendo, queremos dejar ordenado para el futuro para que no vengan otros a destrozar Oleiros”, recalcó. Puso como ejemplo el Eroski que se va a instalar en Iñás “en un suelo programado desde 2003”. Y respecto al centro comercial de Os Regos “aún no hay nada aprobado, se está tramitando”.