El Ayuntamiento de Oleiros cuenta con nueve vehículos, ocho coches y una motocicleta, en el depósito municipal, tras ser retirados por la grúa municipal por orden de la Policía Local.

Al llevar más de dos meses retirados sin que sus propietarios hayan acudido a reclamarlos, la Concejalía de Interior ha resuelto notificar a sus propietarios que tienen un plazo “improrrogable” de un mes para retirarlos, pues en caso contrario serán tratados como un residuo sólido urbano, por lo que serán trasladados para su posterior destrucción.

Los turismos retirados de la vía pública y que están en el depósito son muy antiguos. Hay tres Seat Ibiza, tres de marca Opel y dos Citroën. La moto es una Peugeot. Varios de estos vehículos aún tienen las matrículas anteriores, con las siglas de la provincia al inicio.

Estos vehículos fueron retirados de las calles de Oleiros por orden de la Policía entre el mes de octubre del año pasado y enero de este año.