Sadanza, agrupación de baile con sede en Sada, ha llevado el baile tradicional de Galicia y la danza fusión a The Dancer, el nuevo talent show de La 1 en el prime time de los lunes. La actuación de los bailarines sadenses sigue llenando, así, las pantallas españolas de arte gallego, pues la semana pasada era la bailarina viguesa Helena Lorenzo la que cautivaba a la audiencia de The Dancer en su primera emisión.

Este lunes fue el turno de la agrupación Sadanza, con bailarines ya veteranos en este tipo de programas. La formación de Sada, que ya había participado en Got Talent (Telecinco), probó suerte frente a los miembros del jurado Miguel Ángel Muñoz, Lola Índigo y Rafa Méndez.

Los bailarines de Sadanza comenzaron su actuación entre panderetas, trajes tradicionales de Galicia y aires de muiñeira. Pero pronto sorprendieron a todos. Lo que parecía una representación del folclore de Galicia se convirtió en una explosión de piruetas y pasos de baile moderno. Una fusión del pasado de la tierra con la danza contemporánea. El resultado fue inmediato. Los jueces de programa abrieron el espejo del plató para encontrarse frente a frente con la formación coruñesa, que se llevó una sonora ovación del público asistente al grito de "Galicia calidade".

La gente piensa que el baile tradicional es cosa de viejos y sin embargo solo tienes que darle un toquecito de modernidad para que le vuelva a gustar a las nuevas generaciones", explicó Ricardo, uno de los bailarines, al jurado. El coreógrafo y bailarín Rafa Méndez, miembro del jurado, quiso felicitar a los maestros de estos jóvenes por inculcarles los valores de la tradición, mientras que Lola Índigo, con una sonrisa de oreja a oreja, dio la enhorabuena a todos: "El folclore me suena a tierra, a buena gente y a fiesta, esos que tantos echamos de menos. Me ha encantado y me ha sorprendido". Miguel Ángel Muñoz también celebró la actuación de Sadanza. "¡Vivan Galicia, las cosas de la tierra y las que salen del corazón!", dijo el artista.

Aunque finalmente todos los elogios no brindaron el final deseado para los de Sada. El público y los presentadores de The Dancer pidieron el pase directo para los gallegos. El que más cerca estuvo de lanzarse fue Miguel Ángel Muñoz, aunque no se animó. En la recta final del programa, donde se elige entre todos los concursantes a los que pasan a la siguiente fase, Sadanza no resultó seleccionada.