El Gobierno de Cambre anunció ayer que la empresa adjudicataria del proyecto de mejora de la pavimentación en el paseo marítimo de O Temple tendrá que repetir los trabajos en la zona tras “no superar los controles de calidad”.

El Ejecutivo local explica que los servicios técnicos municipales detectaron una serie de deficiencias en el lugar, por lo que se le requirió a la compañía que volviese a realizar las obras.

La empresa adjudicataria comenzó a trabajar el lunes en el levantamiento del firme. La intención es realizar las labores de pavimentación en los próximos días, “siempre y cuando las condiciones climatológicas lo permitan”, según explica el Concello. Estos trabajos se completarán, además, con el pintado de la señalización horizontal.