El Concello de Betanzos aprobó hoy en pleno reclamar en el juzgado la resolución del contrato del alquiler del hotel San Roque, ubicado en el antiguo asilo Manuel Naveira, por impago de la renta anual (de solo unos 700 euros) desde 2018 y por otros incumplimientos del contrato, como la inexistencia de una póliza de seguro de responsabilidad civil frente a terceros o por su subarriendo de este complejo hotelero sin la preceptiva notificación al Concello. La Corporación local aprobó con los votos favorables del Gobierno local (PSOE) y del BNG y la abstención del PP iniciar acciones legales para reclamar las rentas impagadas y resolver el contrato de alquiler por incumplimiento. El Ejecutivo municipal sostiene que la reclamación de desahucio de la gestora de esta complejo hotelero es primer paso para poner fin a las irregularidades que rodean esta concesión, que incluye el hotel y el parking de Rosalía de Castro, y que adjudicada en 1998.

No es la primera vez que los impagos de la renta anual por parte de los gestores del hotel San Roque llegan al juzgado. El Concello de Betanzos ya pidió su desahucio en en 2015 y en 2018, aunque finalmente el desalojo no llegó a producirse porque el actual arrendatario pagó los retrasos antes de que la comitiva judicial llamase a la puerta. "Esto solo es un pasiño, pero este equipo de Gobierno no va a dar marcha atrás", afirmó durante la sesión la alcaldesa, María Barral, que incidió en que los impagos son solo la "punta del iceberg" de las irregularidades que rodean esta concesión, denunciadas reiteradamente por los partidos de la oposición en los últimos años y que dieron pie incluso a la apertura de una comisión de investigación que finalmente se cerró sin resultados. "Esto es solo paso en un tema muy concreto que es el alquiler del antiguo asilo Manuel Naveira, pero las irregularidades van mucho más allá y trataremos de ir dando más pasos", recalcó Barral, que defendió la necesidad de recabar los informes pertinentes para no dar pasos en falso. El concejal de Urbanismo, Andrés Hermida, defendió ayer que la propuesta que elevan a pleno fue "trabajada durante los últimos meses" y examinada en profundidad por la asesoría jurídica. "Es un punto de partida para abrir un nuevo escenario en relación al expediente", incidió el edil, que se comprometió a convocar en breve la comisión de seguimiento para informar de todos los detalles a los grupos de la oposición.

Los grupos de la oposición, PP y BNG, coincidieron en la necesidad de arrojar luz sobre todas las irregularidades que rodean esta concesión. Los populares, que llevaban precisamente a pleno una moción para instar al Ejecutivo a convocar de nuevo la comisión de investigación, le echaron en cara al Gobierno local la "falta de transparencia" en este asunto. El concejal José Ángel Rodríguez afeó a los socialistas que no hubiesen informado a los grupos de la oposición que trabajaban sobre este expediente. "No dudamos de que hay hechos más que suficientes para resolver el contrato y reclamar las deudas, pero este asunto se debería haber llevado de otra manera, se trata de un asunto muy complejo, muy delicado, y hay que evitar dar un paso en falso que perjudique al Ayuntamiento", defendió el popular, que apeló a la necesidad de extremar las cautelas para evitar que el Concello se vea finalmente abocado a pagar una indemnización.

El grupo municipal del PP fue el que más se extendió hoy en la sesión a la hora de enumerar las irregularidades que rodean el hotel San Roque. La primera, incidió José Ángel Rodríguez, que el gestor de este complejo hotelero admita públicamente que ha subarrendado las instalaciones a la concesionaria, Complejo San Roque SL, a pesar de que el contrato recogía expresamente que cualquier subarriendo debía ser comunicado al Concello y aprobado por el pleno. A la falta de póliza de seguros o los impagos, el PP sumó otras anomalías que detallaba ya un informe de Secretaría de 2014, como la ausecia de la preceptiva licencia de apertura o el hecho de que la concesionaria del hotel y el parking de Rosalía de Castro no pagase nunca el canon ni depositase las fianzas y garantías que establece la ley de contratos. Otro punto oscuro que sacó a relucir el portavoz popular es el hecho de que el 80% de las acciones de la gestora del hotel San Roque pertenecen a una sociedad de los Países Bajos sin trabajadores en la plantilla, un fondo de inversión con sede en "un paraíso fiscal", denunció Rodríguez. "Seguimos sin saber quién es el accionista mayoritario", denunció.

La portavoz del BNG, Amelia Sánchez, denunció también la tardanza en tomar medidas ante las irregularidades en esta concesión, que llevaron a su formación a interponer una denuncia ante la Fiscalía. "Actúen de una vez para frenar este bochorno", reclamó la nacionalista, que lamentó el "agravio comparativo" en el que ha incurrido el Concello al "consentir" estas irregularidades a este negocio en concreto. "Cualquer otro negocio no podría haber hecho esto, ¿por qué se hizo una excepción?", preguntó. La edil del BNG defendió la necesidad de recuperar cuanto antes este edificio público y recordó que fue cedido al Ayuntamiento para usos asistenciales. "Hay que poner fin ya a este escándalo lamentable. Necesitamos que el patrimonio de todos los betanceiros se dedique a lo que es realmente necesario en este momento", recalcó la concejala, que abogó nuevamente por instalar un geriátrico. Amelia Sánchez recordó que el inmueble se encuentra muy cerca del antiguo ambulatorio, que podría recuperarse como centro de día. El BNG votó a favor de resolver el contrato de alquiler por incumplimiento y expresó su deseo de que el Concello no dé marcha atrás, como en pasadas ocasiones.

El actual gestor del hotel, que subarrienda las instalaciones a Complejo San Roque SL, se mostró hace unos días convencido de que finalmente no se produciría el desalojo y defendió que liquidó todas las deudas nada más tener conocimiento de la propuesta de desahucio que el Gobierno local iba a elevar a pleno. Este empresario alegó que nadie le había avisado de los impagos de las rentas, que le corresponde pagar a la concesionaria.