Los obreros llegarán al cruce de Sol y Mar cuando termine la primera fase de la renovación de la red de agua entre el puente de A Pasaxe y Riadela, que arrancará este miércoles, según anunció el alcalde, Ángel García Seoane, este mediodía en su habitual intervención en la radio municipal. De este modo, la ejecución del paso subterráneo deberá esperar todavía más. Hace cuatro meses el Gobierno central celebró el acto de inicio de los trabajos, pero hasta ahora solo se han realizado tareas previas de sondeos.

El inicio de la renovación de la red de agua supondrá un anticipo de los problemas de tráfico que habrá en la zona. El miércoles está previsto que la empresa adjudicataria cierre un carril en sentido Madrid para poder acometer la reposición de la tubería. Estas tareas se extenderán hasta el mes de junio. Después, se repetirá la misma operación en dirección A Coruña, con lo que también se cortará un carril para que los obreros puedan continuar con sus labores.

El alcalde oleirense advirtió de los cierres de carriles y que “va a haber problemas de tráfico” en este punto. También pidió a los conductores que normalmente circulan por la AC-12 que busquen otras alternativas durante la realización de esta obra.

El regidor de Oleiros anunció la programación de las obras tras mantener un encuentro con responsables técnicos del Ministerio de Transportes.