El Gobierno local de Culleredo plantea la adopción de medidas que incrementen la seguridad vial en su red de carreteras. Para ello, instalará próximamente radares pedagógicos en los entornos escolares y en las vías de mayor tránsito. Estos aparatos son medidores de velocidad junto con una pantalla informativa que muestra al conductor la velocidad a la que circula e indica si excede o no los límites establecidos. Su objetivo es el de concienciar a la ciudadanía para circular de forma segura.

Además de en zonas escolares y en entornos peatonales, el Concello instalará radares en la AC-213 a su paso por Almeiras, vial recientemente asumido por la administración local, aunque en este punto, que en la actualidad registra el paso de vehículos a elevada velocidad a pesar del carácter residencial de muchos tramos, instalará radares fijos.

El Concello ultima además los pliegos para licitar el proyecto de instalación de un sistema de cámaras policiales, con su correspondiente sala de pantallas. Estas cámaras estarán monitorizadas en la Jefatura de la Policía Local de Culleredo y su estudio permitirá seguir la evolución continua del tráfico y realizar análisis para llevar a cabo decisiones sobre rutas alternativas y mejorar la fluidez del tráfico. Su instalación en la red urbana permitirá a los agentes la vigilancia de puntos conflictivos, como los cruces, principalmente en forma de glorieta, y zonas con muchos pasos de peatones con semáforo.