La carretera AC-12 a su paso por Perillo verá reducido su número de carriles desde hoy en sentido San Pedro de Nós, ya que uno quedará inutilizado. El motivo es el inicio de la renovación de la red de agua entre Riadela y el puente de A Pasaxe, que supondrá un anticipo de los problemas de tráfico que habrá en la zona cuando arranque la mejora del cruce de Sol y Mar.

Desde hoy está previsto que los trabajos en la red obliguen al cierre de un carril en sentido Madrid para poder acometer la reposición de la tubería. Estas tareas se extenderán hasta el mes de junio. Después, se repetirá la misma operación en dirección A Coruña, con lo que también se cortará un carril para que los obreros puedan continuar con sus labores.

El alcalde oleirense, Ángel García Seoane, advirtió de los cierres de carriles y que “va a haber problemas de tráfico” en este punto.