La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade hizo público ayer el proyecto que pretende desarrollar para construir una senda peatonal y un carril bici en la carretera AC-213 a su paso por la zona de A Telva, en una zona limítrofe entre Cambre y Culleredo, para dar continuidad a las aceras existentes y así mejorar la seguridad vial. La longitud del tramo casi llega a los 700 metros. Esta actuación, que requiere la expropiación de once fincas para obtener los terrenos necesarios para la obra, supondrá una inversión de unos 365.000 euros.

Los trabajos previstos en el entorno de la AC-213 tienen como finalidad completar dos itinerarios diferentes ya existentes en la zona. El primero presenta un carácter peatonal y sería el que une el núcleo de O Burgo con Os Campóns, en donde la carretera enlaza con la DP-1702. El otro itinerario parte también de O Burgo pero su traza discurre en paralelo al Mero hasta A Telva para continuar por la senda existente en el polígono de Alvedro y que permite alcanzar la carretera N-550. La particularidad de este tramo es que presenta una alta afluencia de ciclistas, por lo que la Xunta ha decidido ejecutar un carril bici que permita dar continuidad a esta ruta.

La actuación se plantea como una senda de unos dos metros, a la que se le adosará un carril bici en aquellas zonas que den continuidad al itinerario ciclista. La longitud total de la senda es de 680 metros, con 540 en la carretera AC-213 y 140 metros en el ramal al polígono de Alvedro.

El proyecto recoge que “con esta actuación se persigue el fomento de la movilidad sostenible, conectando los núcleos de población entre ellos y con zonas de equipamientos y servicios”.

Las personas afectadas por la realización de este proyecto podrán formular las alegaciones que así consideren desde hoy hasta el próximo 28 de junio, según señala la Xunta.

El proyecto señala que la carretera AC-213, entre O Burgo y el polígono de Alvedro, cuenta ya “con una importante cantidad de aceras”, pero existe “un pequeño tramo todavía sin ejecutar en las proximidades de A Telva que impide la conexión” con el parque empresarial. En la actualidad tampoco es posible la conexión del polígono con A Telva, ya que no existe un itinerario peatonal que atraviese el río Valiñas. En las proximidades de esta vía se localizan dos amplias zonas verdes que son las sendas que circundan el río Mero y la zona verde situada entre el río Valiñas y el parque empresarial de Alvedro, estas zonas constituyen dos focos de atracción de peatones y ciclistas.

El presupuesto que destina el Gobierno gallego a las obras es de 319.000 euros y a las expropiaciones, 46.000.