Los alumnos del colegio de Infantil y Primaria Valle Inclán de Perillo cuentan con comedor escolar con catering en lugar de los platos preparados en la cocina del propio recinto escolar como han tenido siempre, desde principios del pasado diciembre, tras aparecer ratas alrededor del módulo prefabricado donde cocinaban. A causa de este hecho, estos módulos o galpones fueron clausurados. Los padres y madres aseguran que desde entonces la comida no tiene tan buena “calidad” e incluso es más escasa.

El actual presidente de la Asociación de Nais e Pais de Alumnos (ANPA) se reunió el pasado 15 de marzo con el jefe territorial de Educación y el director del colegio además de un técnico de la delegación de la consellería de cultura, con el fin de solicitar autorización de la Xunta para trasladar la cocina, que sigue dentro de uno de los módulos cerrados, al interior del nuevo comedor que construyó el Gobierno gallego dentro del edificio, y poder seguir disfrutando así de una comida hecha en el momento.

Según los progenitores, el jefe territorial quedó en trasladar la petición directamente a la Consellería de Educación para sopesar este permiso pero han pasado más de dos meses y aún no tienen noticias de la Xunta sobre su petición.

La ANPA celebró asamblea extraordinaria este mes y además de la situación del comedor también se incluyó en el orden del día la renovación de los miembros de la directiva, al cesar los actuales cuando acabe este curso escolar, el mes que viene.

Madres y padres, además de demandar la cocina para volver a tener un menú hecho en el momento en lugar de un cátering, demandan también la retirada de los módulos clausurados ahora que ya no se utilizan, porque ese espacio que ocupan se puede destinar a aumentar la zona verde, la zona de juego u otras posibilidades. Entorno a estos galpones había crecido maleza y unido a que en ellos se cocinaba, había comida, y la propia estructura de los módulos estaba muy deteriorada por el paso del tiempo, facilitó la aparición de roedores.

La Anpa también solicitó permiso a la Xunta para organizar los campamentos de verano que ha organizado junto con la Asociación Deportiva As Mariñas para la última semana de junio y todo el mes de julio en el propio recinto escolar. Un campamento está destinado a Infantil y otro a quinto y sexto de Primaria.

La ANPA también acaba de anunciar que prepara la apertura del plazo de inscripción para las actividades extraescolares del próximo curso. La del programa Mañanceiros ya la abrió el pasado lunes.