Patrullas de la Guardia Civil y la Policía Local de Culleredo acudieron ayer al recinto deportivo de A Garrocha debido a un robo. El Ayuntamiento informó de que se habían sustraído ventanas de aluminio del inmueble, de titularidad municipal y cuya gestión durante años está judicializada. El Concello aseguró ayer que presentará la correspondiente denuncia por la sustracción de las ventanas.

Los incumplimientos por parte de la concesionaria y la inacción por parte del Ayuntamiento durante años llevaron a la Fiscalía Provincial a observar indicios de prevaricación, a raíz de una denuncia del BNG y tras revisar la documentación remitida por el Concello. Los nacionalistas pidieron el pasado noviembre que el Concello se persone en la denuncia.