Síguenos en redes sociales:

El Estado rechaza incluir el futuro traspaso de Meirás a la Xunta en el protocolo provisional

Acepta varias enmiendas de Sada, pero no la de incluir la transferencia | Convoca el día 9 a una reunión a las administraciones | Portela celebra los avances, pero los ve insuficientes

Pazo de Meirás. | // CARLOS PARDELLAS.

Sada

El Gobierno ha convocado a la Xunta, Diputación y los ayuntamientos de Sada y A Coruña a una reunión el próximo miércoles 9 de junio para abordar el futuro del pazo de Meirás. Sobre la mesa, varias cuestiones: el protocolo provisional de gestión del inmueble, su apertura al público e información sobre el estado de las obras que ejecuta el Estado en As Torres.

El Ejecutivo central ha trasladado a las administraciones una nueva propuesta de protocolo temporal hasta que la Justicia establezca de forma definitiva la titularidad de este inmueble. El convenio, que ya avanzó este diario, deja en manos del Ministerio de Cultura la gestión del pazo y la organización y coordinación del régimen de visitas y encomienda al Concello de Sada el establecimiento de las medidas de acceso y disfrute de los jardines y la gestión de su seguridad y mantenimiento, sin perjuicio de que, añade ahora, este Concello participe también en los itinerarios por el inmueble.

El Gobierno propone que la Xunta asuma “las obligaciones que le corresponden en virtud de la declaración del pazo de Meirás como Bien de Interés Cultural” y que incluya en sus programas de dinamización cultural “las actuaciones de promoción y difusión que se determinen por la comisión técnica”, que deben estar relacionadas con la “destacada importancia” del pazo “como lugar de memoria” . La Diputación colaborará en las actividades de promoción cultural y se responsabilizará, en particular, de la publicación de los estudios que se consideren de interés relativos al pazo de Meirás. El Ayuntamiento de A Coruña se encargará de las “actividades de difusión de los trabajos que se desarrollen dentro del plan de actuaciones”.

La nueva propuesta de protocolo recoge gran parte de las enmiendas presentadas por el Concello de Sada, pero no todas. A petición de este Ayuntamiento, el convenio incluye ahora que la cobertura financiera y la aportación del Estado para la conservación y mantenimiento de los jardines se recogerá en un convenio específico y que Sada podrá participar en la gestión de las visitas por el pazo, extremo que se regulará a través de un convenio específico, y que conservará las competencias que le corresponden en materia del régimen urbanístico, de usos, cultura y turismo.

El Estado ha rechazado una de las peticiones del Concello sadense, la de que este protocolo provisional recoja la transferencia del inmueble a la comunidad autónoma de Galicia y deje constancia de que se trata de un “objetivo que las partes asumen y comparten”.

El Gobierno tampoco ha accedido a otra de las peticiones, de calado en el debate sobre las competencias para ampliar el decreto de Bien de Interés Cultural a los bienes muebles. En concreto, a especificar que la Xunta deberá “asumir las competencias exclusivas y obligaciones que le correspondan en materia de protección y tutela del patrimonio cultural de Galicia”.

El protocolo mantiene que la custodia, vigilancia y conservación del pazo de Meirás, “en tanto el mismo no sea objeto de afectación”, le corresponderá a la Dirección General del Estado, que será el Ministerio de Cultura el que asumirá su gestión de uso y la organización y coordinación del régimen de visitas públicas y que la Xunta deberá asumir las “obligaciones que le corresponden en virtud de la declaración del pazo como BIC”.

El alcalde de Sada, Benito Portela, celebra los “avances” en el protocolo, aunque los considera “insuficientes”. El regidor echa en falta una cláusula referida a la competencia de la Xunta para la modificación BIC, un trámite que considera crucial para garantizar la permanencia de los bienes y que no avanza por las discrepancias sobre las competencias de Xunta y Estado. Portela ve preciso además que el convenio plasme la voluntad de la futura transferencia del pazo a la Xunta y “mayor concreción en la gestión competencial compartida”. El alcalde sadense confía en que la comisión del día 9 servirá para pulir esos flecos y llegar a un acuerdo que “evite el expolio” y la “gestión compartida del pazo como lugar de memoria democrática, así como de la vida y obra de Pardo Bazán”.

La convocatoria de esta comisión de seguimiento llega un día después de que la plataforma Defende Meirás convocase una marcha cívica por los jardines del pazo contra la "rapiña de los Franco". El Concello de Sada ya manifestó su apoyo a este paseo reivindicativo y, según informaron desde el colectivo memorialista, la Secretaría del Estado de Memoria Democrática mostró "buena disposición", aunque todavía no ha autorizado la marcha ni hay fijada fecha para la apertura del pazo.

Pulsa para ver más contenido para ti