El Concello de Abegondo negocia con propietarios de fincas situadas en el entorno de la capilla y la gasolinera de San Marcos para la compra de terrenos con el objetivo de crear un acceso directo al nuevo centro de salud, que se situará en la zona del campo da feira. El Gobierno local asegura que se prevé licitar el proyecto para la construcción del nuevo ambulatorio a mediados de mes, según informó la Consellería de Sanidade, que financia la infraestructura.

La licitación del proyecto cuenta ya con el informe favorable de la asesoría jurídica autonómica y está pendiente el visto bueno de Intervención, detalló el alcalde de Abegondo, José Antonio Santiso, en el último pleno municipal, la semana pasada. El Ayuntamiento intenta adquirir dos fincas situadas tras la gasolinera de la capital municipal para habilitar y acceso al centro de salud por donde la capilla que evite el rodeo que suponen los enlaces actuales, uno desde ese punto y otro por donde el puesto de la Guardia Civil.

El Concello proyecta, una vez que adquiera los terrenos para el nuevo acceso, solicitar a la Xunta que construya una rotonda a la altura de la nueva conexión en la carretera principal de San Marcos, la AC-542, de titularidad autonómica.

El conselleiro de Sanidade, Julio García, y el alcalde firmaron el convenio para licitar el proyecto del centro de salud el pasado mes de abril. El responsable autonómico aseguró entonces que la Xunta había iniciado la tramitación para contratar las obras cuanto antes. La estimación es que la nueva infraestructura empiece a construirse el próximo año.

El nuevo centro de salud se ubicará junto al actual, cuyo edificio podría reformarse y adecuarse para acoger un espacio cultural, una vez que entre en funcionamiento el nuevo ambulatorio, según prevé el Gobierno local. La infraestructura nueva, con 1.000 metros cuadrados, contará con casi el triple de superficie que el actual, de 400. Además, supondrá pasar de una a dos salas de enfermería, tendrá una nueva sala de educación maternal y contará con un espacio habilitado para poder realizar cirugías menores.

El inmueble en uso tiene más de 35 años y “claramente se quedó pequeño” para atender a casi 5.000 pacientes, admitió el conselleiro El alcalde apuntó que en el último año se habían ido a vivir al municipio 200 vecinos más, debido a la pandemia, y sostuvo que el ambulatorio se había quedado “obsoleto”. El centro se construirá a través de un plan especial, después de que la Xunta rechazara en 2018 un desarrollo con una plaza, viviendas y comercios.