El proyecto del colector que permitirá llevar el caudal de agua que necesita Hijos de Rivera, matriz de Estrella Galicia, para su implantación en el polígono de Morás, en Arteixo, da un importante paso. Augas de Galicia, dependiente de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, ya ha seleccionado a la empresa que presentó la mejor oferta para ejecutar los trabajos. Se trata de Petrolam Infraestructuras, que se ha impuesto a las otras doce firmas que concurrieron al procedimiento. La firma prometió realizar la obra por cerca de tres millones de euros, es decir, con una rebaja cercana al 20% con respecto al precio de licitación. Ahora el órgano de contratación deberá aceptar la decisión y después se requerirá a la empresa que presente la documentación que exigen las bases de contratación.

El plazo de ejecución de las obras es de doce meses. La canalización partirá de un depósito del polígono de Vío y discurrirá hacia el sur, en paralelo a la autopista AG-55 (A Coruña-Carballo), hasta llegar al parque empresarial arteixano. La longitud de la estructura será de unos 5 kilómetros. Además, el colector contará con una conexión a la red municipal en Vilarrodís y otra en las proximidades de A Ponte. De este modo, la infraestructura podrá suministrar agua a Morás y, al mismo tiempo, a todo el municipio.

El agua que recorra esta infraestructura procederá de la red de abastecimiento de la Empresa Municipal de Agua de A Coruña (Emalcsa), que garantiza 212 litros por segundo en el futuro depósito de Vío Alto, de donde partirá la nueva conducción que llegará a Morás.

La conselleira titular de Infraestruturas, Ethel Vázquez, y el alcalde arteixano, Carlos Calvelo, firmaron en marzo del año 2020 el convenio que permite la ejecución de esta canalización de agua. Este acuerdo supone que la Xunta asume la ejecución de la actuación debido a su experiencia en cuanto a infraestructuras hidráulicas y la Administración local aportará el coste de los trabajos. Al rubricarse el acuerdo, la responsable del departamento autonómico ya avanzó que la licitación se iniciaría a finales de 2020 o principio de 2021, tal y como ha ocurrido. Este colector debe estar listo para su funcionamiento en 2022, según se comprometieron la Xunta y el Concello con Hijos de Rivera.

La nueva canalización entre Vío y el polígono de Morás llega después de que la Xunta adjudicase a la empresa Hijos de Rivera casi la mitad del polígono de Morás por un precio de venta de 22,2 millones de euros. Para garantizar el suministro de agua y la ejecución de la estructura necesaria, el Concello firmó un acuerdo con la empresa coruñesa, en el que se comprometió a “mantener su actividad en funcionamiento en el polígono industrial de Morás” por un plazo mínimo de 30 años desde la puesta en marcha de sus instalaciones. Se trata de una contraprestación por los gastos que debe asumir el Concello por la ejecución de la nueva infraestructura por llevar el caudal de agua que necesita Hijos de Rivera en sus nuevos terrenos.