El Concello de Miño ha solicitado por escrito a la Axencia Galega de Infraestruturas el acondicionamiento y limpieza de la carretera AC-160 en un tramo de seis kilómetros. El Ayuntamiento afirma haber recibido numerosas quejas vecinales por el estado de los márgenes de la vía por la acumulación de maleza que “impide el tránsito de los viandantes por las aceras” y “dificulta la visión a los conductores”. El alcalde de Miño, Manuel Vázquez Faraldo, insta al organismo autonómico a actuar “lo antes posible” para “evitar cualquier percance en esta carretera”.