El Concello de Betanzos propondrá al pleno este mes desestimar el recurso de reposición que ha interpuesto la concesionaria del servicio de ayuda en el hogar, Sacyr Social, contra la denegación de una compensación por las bajas temporales en el servicio con motivo de la pandemia. La empresa presentó una reclamación por desequilibrio económico de 16.236 euros por la bajada de usuarios durante los meses de marzo, abril y mayo de 2020, dado que muchos optaron por ser atendidos por sus familiares para reducir los riesgos de contagio.

La gestora fundó su reclamación en la directriz de la Xunta que permitió a los usuarios suspender voluntariamente el servicio durante el estado de alarma, unas instrucciones que, alegó, contravenían lo dispuesto en el pliego de condiciones. Sacyr Social adujo además que las bases económicas del contrato “no incluían ni preveían un descenso drástico de clientes”.

Según el informe emitido por Servizos Sociais de Betanzos, la concesionaria pasó de atender 3.003 horas en marzo de 2020 a 2.564 en abril y 2900 en mayo. El servicio se recuperó en junio, con 3.124 horas.

La Secretaría y la asesoría jurídica del Concello proponen denegar la compensación y rechazar el recurso de reposición al entender que no cumple los requisitos. En su informe, el técnico apunta que la solicitud no encaja en ninguno de los supuestos previstos en la ley de medidas urgentes y extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19. Argumenta además que la petición tampoco se ajusta a las condiciones que establece la ley de contratos del sector público. El jurista apunta que las variaciones del servicio “deben ser asumidas como parte del riesgo y ventura que se asume por la concesionaria” y que el desequilibrio en el contrato debe atenderse en función de un período más amplio de tiempo, no solo de los tres meses en los que se declaró el estado de alarma. “Actualmente se puede dar la situación contraria y que tenga más altas que se prolongarán en el tiempo y de las que tampoco se beneficia la Administración por mejores precios”, argumenta.