El camino entre bambúes, la senda bajo los magnolios, las vistas generales desde la parte alta con los setos, y hortensias, un bosque, el paseo entre estatuas y bancos de piedra o unos patios traseros de las Torres que daban pena y ahora están limpios y bien pintados. Estos son los jardines que verá hoy la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, al presidir el acto institucional de apertura de esta zona verde del pazo de Meirás. El próximo 1 de julio los primeros en recorrer dichos jardines serán los integrantes de las asociaciones y colectivos gallegos de memoria histórica. El domingo día 4 ya se abrirán las puertas al público en general, según confirmó ayer el Concello de Sada, que a partir de este lunes ya tendrá operativo el sistema para reservar visita, previa cita, al encargarse de la gestión de los visitantes. También tiene ya seleccionada a la persona que hará de guía turística.

La vicepresidenta (que firmará el protocolo de coordinación con administraciones) estuvo acompañada del secretario de Estado de Memoria Democrática Fernando Martínez y del delegado del Gobierno José Miñones, además del conselleiro de Cultura Román Rodríguez, el presidente provincial Valentín González Formoso, y los alcaldes de Sada, Benito Portela; y A Coruña, Inés Rey. No asistió al acto el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

La ministra Carmen Calvo charla con los memorialistas a las puertas de Meirás tras sus críticas Marta Villar

El secretario de Estado de Memoria Histórica mantuvo ayer una reunión con colectivos y asociaciones gallegas de memoria histórica en la Delegación del Gobierno. Las entidades esperaban que se anunciase el inicio del expediente de modificación del decreto de la Xunta de 2008 por el que se declaró el pazo de Meirás como Bien de Interés Cultural (BIC) para proteger también los muebles y obras de arte y evitar que los descendientes del dictador los trasladen.

Este anuncio, que podría realizarse hoy, no se produjo ayer y la mayoría de las entidades adelantaron que no acudirán esta mañana (solo tres han dicho que sí), después de manifestarse hace unos días ante el pazo para demandar a la Xunta urgencia en la protección también de los bienes dentro del BIC de las Torres.

Itinerario entre altos bambúes. | // L.O. Redacción

Fuentes de la Delegación del Gobierno afirmaron que Fernando Martínez trasladó la “total disposición del Gobierno” a desarrollar “líneas de colaboración y cooperación con las entidades gallegas de memoria democrática”. La Consellería de Cultura reiteró ayer que tiene abierta una “vía de diálogo” con el Estado para que la Xunta amplíe el BIC “con todas las garantías jurídicas”.

Las casi setenta entidades de memoria democrática dentro de Iniciativa Galega pola Memoria y Defende Meirás destacaron ayer que es “urgente la protección de los bienes” del pazo para evitar que siga el expolio, pero mantienen el “malestar” con la actitud del Gobierno central de impedirles, el pasado día 19, la manifestación en los jardines. En la reunión de ayer se lo transmitieron al secretario de Estado, al que también le pidieron celebrar un homenaje a las víctimas en esta propiedad, “un acto de memoria de verdad”. Insistieron también en que las administraciones se comprometan a convertir Meirás en “un espacio dedicado a la memoria”.

Vista desde la parte alta.  |  // L.O.

Vista desde la parte alta. | // L.O. Redacción