La edición de este año de la feria histórica de Curtis, que se celebrará el 31 de julio, tendrá como nombre O Reencontro y, según la organización, será especial para adaptarse a la situación sanitaria. Contará como novedad con cuatro premios, al mejor puesto, mejor traje y mejor fachada, así como un agradecimiento especial a la colaboración.

Dentro de la iniciativa, organizada por el Concello y por la Asociación de Comerciantes que recuerda cómo eran las ferias en el municipio a finales del siglo XIX e inicios del XX, se instalarán numerosos puestos de artesanías y productos típicos en las principales vías de la villa. Se habilitarán “todos los medios necesarios para el cumplimiento de la normativa sanitaria”.