El viejo ambulatorio suma 15 años de desuso sin avances en su conversión en centro de día

El Estado negoció sin éxito la cesión en alquiler a Correos tras renunciar la Xunta en 2012 a la transferencia EEl pleno reitera la petición con el voto del PSOE y BNG y la abstención del PP

Edificio del antiguo ambulatorio de Betanzos, en Pintor Seijo Rubio. |   // LA OPINIÓN

Edificio del antiguo ambulatorio de Betanzos, en Pintor Seijo Rubio. | // LA OPINIÓN / Antares Pérez

El edificio del antiguo ambulatorio de Betanzos, situado en la calle del Pintor Seijo Rubio, suma ya quince años de desuso desde su cierre por el traslado de las instalaciones médicas a O Carregal. En respuesta a una pregunta del BNG, el Estado, propietario del inmueble, admite la infrautilización de este edificio, que actualmente solo acoge una oficina de Atención e Información de Seguridad Social.

En su escrito de respuesta, el Gobierno detalla que la Tesorería General de la Seguridad Social contactó en los últimos años con diversos organismos para dar un uso al inmueble y que llegó a iniciar los trámites de un contrato de arrendamiento a favor de la Sociedad Estatal de Correos, “que finalmente no prosperó”.

El Ayuntamiento de Betanzos reclamó en varias ocasiones la reconversión de este antiguo edificio asistencial en centro de día, pero las negociaciones parecen estancadas. A petición del Gobierno bipartito, el Estado cedió el edificio a la Xunta en 2006 para “destinarlo a la atención de personas con discapacidad, mayores y menores”. Con el cambio de Ejecutivo autonómico, las gestiones se paralizaron y, en 2012, la Xunta de Alberto Núñez Feijóo renunció a la transferencia. Lo hizo después de hacer públicos unos informes que desaconsejaban la reutilización del viejo ambulatorio como centro de mayores y de que el PP de Betanzos se decantase por construir este equipamiento en O Carregal.

La conversión del antiguo ambulatorio en centro de día ha vuelto a pleno en Betanzos. Lo hizo a través de una moción del BNG que insta al Concello reclamar nuevamente la cesión de este edificio infrautilizado para dotar a la ciudad de un local público de atención de mayores. La formación ha presentado una iniciativa en el mismo sentido en el Parlamento, en la que reclama nuevamente la transferencia.

La moción del BNG prosperó con los votos del Gobierno local (PSOE). El PP se abstuvo. La alcaldesa, María Barral, expresó su total sintonía con la propuesta de la nacionalista Amelia Sánchez y defendió la idoneidad del edificio para acoger un centro de mayores, aunque dejó claro que no se cerraba a otras alternativas que plantease la Xunta. La portavoz del PP, Cecilia Vázquez , defendió la propuesta realizada por su partido de construir el equipamiento en O Carregal y cuestionó la viabilidad para ese fin del antiguo ambulatorio. La popular acusó al Ejecutivo de no hacer sus deberes y le instó a proponer una parcela y presentar un proyecto ante la Xunta. El Gobierno local replicó que la redacción del plan es una competencia autonómica, aunque no se cerró a realizarlo si así se desbloquean los trámites.