El BNG de Cambre reclama que se reabra un cajero automático en A Barcala. Los nacionalistas cambreses se suman a la petición del Concello, trasladada a Abanca, de que la entidad reconsidere el reciente cierre del cajero que funcionaba en la urbanización y proponen, como alternativa, que vuelva a ponerse en marcha el que antes operaba en la superficie comercial de Eroski en la urbanización.

La formación demanda a la gerencia territorial de la cadena de supermercados su petición de que vuelva a instalar un cajero en su establecimiento. El BNG defiende que los vecinos de la urbanización deben poder contar con ese servicio.

El alcalde, Óscar García Patiño, remitió esta semana un escrito a Abanca para pedir que reconsidere su decisión de cerrar el cajero automático de A Barcala. “Desde ese día se han registrado quejas vecinales por ese motivo, al quedar sin ese servicio básico los cientos de personas que allí residen y que se ven obligados a trasladarse hasta Cambre o O Temple”, afirmó.