El Ayuntamiento de Culleredo tramita actualmente 55 expedientes para reclamar a los propietarios de fincas privadas que las mantengan limpias de maleza. En 2020 se abrieron 96 expedientes por este motivo, de los que se resolvieron 40, algo menos de la mitad. Los trámites se alargan en casos en los que hay que buscar a los dueños o identificar a los herederos de un terrateniente fallecido.

El Concello señala que los dueños tienen el deber de realizar los desbroces correspondientes, les envíe o no una notificación la Administración local, y el alcalde, José Ramón Riobóo, hizo un llamamiento a la responsabilidad para atender los requerimientos en “tiempo y forma”, algo que, según señala, también minimiza los riesgos de que se produzcan incendios en las zonas rurales.