El Gobierno local de Arteixo ha logrado desatascar el proyecto para completar la urbanización de las calles Río Tambre y Camiño dos Cabalos, que se encuentran en el entorno de la residencia y escuela infantil que construyó la Fundación Amancio Ortega y que fue cedida a la Xunta, en pleno centro de Arteixo. Esta actuación fue anunciada en 2018, pero se retrasó en el tiempo debido al pleito judicial que interpuso una de las propietarias al no estar conforme con la parcelación prevista. El juzgado desestimó la petición y el Concello ya puede retomar esta obra. Ahora acaba de aprobar iniciar el proceso de licitación de los trabajos, a los que destina un presupuesto de 716.462 euros.

Los trabajos, que tienen un plazo de ejecución de seis meses, servirán para completar la urbanización de las calles Río Tambre y Camiño dos Cabalos con la construcción de aceras y canalizaciones de aguas pluviales y fecales. Las obras también incluyen la creación de un área verde que conectará estas calles con el paseo fluvial a través de una senda peatonal y la obtención de 61 plazas de aparcamiento, de las cuales cinco serán para personas con movilidad reducida.

En el caso de la calle Río Tambre, el proyecto prevé la ampliación de la calzada, realizando un nuevo asfaltado en todo su ancho para evitar imperfecciones en la continuidad del pavimento, excepto en la parte perteneciente a la Unidad de Actuación 8, donde está prevista la apertura de un nuevo vial. La obra supone la construcción de una zona con aparcamiento en batería pero que pueda tener un uso peatonal en aquellos momentos en los que estos viales puedan destinarse a albergar actos como la feria de los sábados, según recogen las bases de la licitación. En el Camiño dos Cabalos, los trabajos consisten en una actuación similar.

En la misma zona, el Gobierno local aprobó de forma inicial el pasado mes de mayo el proyecto de urbanización de la Unidad de Actuación 8, una bolsa de suelo urbano no consolidado situada en la capital municipal. Esto permitirá la apertura de una nueva calle que enlazará el entorno de la plaza de As Viñas con el Camiño dos Cabalos y la ampliación de otra ya existente, Os Baños.

La nueva vía será de doble dirección con aparcamientos a ambos lados. También será ampliada la calle de Os Baños, en la que no hay acera en uno de los lados y su ancho no es excesivamente grande. El Ejecutivo municipal asegura que de este modo se “mejorará el tráfico” y se crearán 131 plazas de aparcamiento nuevas, además de urbanizar una zona que es un descampado con un camino de tierra en la actualidad, con lo que se lograría mejorar de forma sustancial esta zona, que se encuentra cerca del Balneario de Arteixo.

Esta actuación también servirá para que el Concello obtenga zonas verdes y de equipamientos que en total suman 2.000 metros cuadrados.