El Concello de Culleredo informa de que ha repuesto el cable eléctrico de la iluminación pública en el entorno del campo de fútbol de O Burgo tras el hurto que se produjo en la madrugada del pasado martes. Los ladrones forzaron las tapas de las farolas sustrayendo parte del cable que las alimentaba, lo que dejó inutilizado el alumbrado.

Una vez descubiertos los hechos, la empresa encargada del mantenimiento eléctrico municipal procedió a la reposición del material y de los elementos dañados. En la noche del pasado jueves se pudo restablecer completamente el servicio, según explica el Gobierno cullerdense.

El Ayuntamiento señala que tramitó por vía urgente la reparación del alumbrado al tratarse de una zona de continuo uso público que por culpa de estos hechos quedó a oscuras. El entorno afectado contaba, además del campo de fútbol, con el paseo del río Trabe, o el polideportivo municipal.