La tromba de agua que este lunes por la tarde anegó calles y carreteras en varios concellos de la comarca de A Coruña deja registros de lluvia muy importantes en algunos de los puntos más afectados por las precipitaciones que acompañaron a la tormenta. Una portavoz de Meteogalicia ha explicado esta mañana -en declaraciones a una emisora de radio- que la estación medidora de Guísamo (Bergondo) recogió 15 litros de agua de lluvia por metro cuadrado que cayeron en apenas 20 minutos, entre las ocho menos diez y las ocho y diez de la tarde de ayer. Esta estación medidora es la más cercana al epicentro de las inundaciones que en las últimas horas afectaron sobre todo a puntos de Cambre, Culleredo y Oleiros.

Una familia tuvo que ser rescatada tras verse atrapada dentro de un vehículo por la subida del nivel del agua cuando circulaba por la AC-12 -antigua Nacional VI- a la altura de Perillo (Oleiros). Los servicios de Emergencias acudieron a este punto de la red viaria en Oleiros para ayudar a los cuatro ocupantes del vehículo, dos adultos y dos niños, a salir del coche.

La lluvia provoca numerosas incidencias en A Coruña y área metropolitana

Meteogalicia destaca la diferencia entre los registros de la estación de Guísamo y los de otras estaciones situadas en el área coruñesa, como la de Arteixo, que se quedó a cero de precipitaciones. El punto medidor situado en Langosteira registró 0,5 litros por metro cuadrado en 24 horas y la estación de A Coruña-Torre de Hércules recogió 0,4 litros en todo el día de ayer, precipitaciones muy poco significativas comparadas con la acumulación de agua de las lluvias registradas en Guísamo en apenas media hora durante la fuerte tromba que desencadenó incidencias en Cambre, Culleredo y Oleiros, así como en Bergondo y Miño. Sada quedó al margen de los problemas desencadenados por las fuertes lluvias que coincidieron este lunes con la pleamar. En la ciudad de A Coruña, la estación que más precipitaciones registró fue la situada en el dique, con 5 litros por metro cuadrado en 24 horas.