El alcalde de Culleredo, José Ramón Rioboo, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, se reunieron ayer para abordar temas relevantes para el municipio. Los mandatarios, que se encontraron en San Caetano, abordaron el futuro inmediato de la Cros, para el que se plantea una rehabilitación integral y la conversión de una de las naves en un centro de economía circular.

La iniciativa propuesta por el alcalde tuvo una buena acogida por parte del presidente gallego, que vio el plan como “profundamente beneficioso para toda el área metropolitana de A Coruña”, traslada el Concello. Feijoo avanzó también que hoy se aprobará en el Consello de la Xunta el decreto de utilidad pública de las expropiaciones para el proyecto de la senda peatonal y ciclista en la AC-214, además de las mejoras de seguridad vial en la AC-523 planteadas por el Ayuntamiento.