Entre la resignación y el estupor ante una situación inédita. Es el sentir general de los vecinos del municipio de Curtis, de más de 4.000 habitantes, que encaran su cuarta jornada sin suministro de agua potable a través del grifo. El Concello ha restablecido el suministro, que cortó en la tarde del miércoles tras detectar contaminación en la red supuestamente por un vertido de purín, pero advierte de que el agua aún no es apta para el consumo. Como solución temporal, ha fletado seis camiones cisterna para abastecer a la población, tres en Curtis y tres en Teixeiro.

La hostelería capea el temporal con imaginación. En O Casqueiro II, de Teixeiro, una garrafa de agua mineral dispensa directamente a la cafetera: “Improvisamos, soy un poco chapuzas, pero las cosas que hago suelen funcionar”, bromea el dueño, que a mediodía tenía más de la mitad de las mesas ocupadas y preparaba las comidas suministrándose con el agua de la cisterna, embotellada y buenas dosis de paciencia.

Otros, como el Qubik Bar, renunciaron ayer a preparar comidas. Juan, el propietario, pone también buena cara al mal tiempo: “Mientras haya agua mineral”, apunta resignado mientras se afana en la limpieza.

El propietario del Qubik Bar, al fondo, y en primer término las bandejas de comida vacías.

Hosteleros como Fernando Rey, de O Muíño Verde, se mostraban más desbordados por la situación: “No levantamos la cabeza, primero las restricciones, ahora esto”, lamenta este hostelero, que tira también de garrafa de agua mineral para los cafés, con el alivio de disponer al menos de agua del grifo para limpieza general y baños.

Negocios que el miércoles, durante el corte de agua, se vieron obligados a cerrar las puertas, retomaban ayer la actividad: “Con las cisternas podemos abrir la panadería y vamos tirando”, apunta Ana, de la Panadería Gómez. En restaurantes y bares, la carta se ajusta a las necesidades y se recurre a platos que precisen menos agua para su elaboración. Igual que en los colegios, como explica la directora del CEIP de Teixeiro, que dispone de una cisterna a la puerta.

Trabajadores, de madrugada, instalando la nueva canalización

Operarios durante los trabajos de instalación de la nueva canalización

Cisterna a la entrada del colegio de Teixeiro

En las zonas más rurales, varias viviendas disponen de agua de sus pozos y el núcleo de Curtis puede suministrarse a través de manantiales, aunque no durante todo el día.

Augas de Galicia, Seprona y Concello investigan el origen del vertido, supuestamente una granja de cerdos. Los niveles de amonio, que llegaron a alcanzar los 12 puntos han bajado y se sitúan en 1,5 (a partir de uno el agua es potable). El alcalde, Javier Curtis, se muestra cauto y evita fijar fechas para restablecer el servicio. Los niveles invitan a la confianza, pero, apunta, las lluvias podrían provocar otro arrastre al río.

Una nueva canalización contra reloj

Operarios municipales y técnicos de la empresa concesionaria del abastecimiento, Espina y Delfín, trabajaron hasta las cuatro de la madrugada de ayer para instalar una canalización de 700 metros que conectase la planta de Teixeiro con la ETAP del polígono, una obra que ya estaba proyectada y que el Concello aceleró para poder restablecer el suministro, aunque el agua todavía no es potable. Fue una tarea laboriosa: los operarios tuvieron que conectar tramos de tubería de escaso metro y medio hasta completar los 700 de la canalización. El alcalde, Javier Caínzos, agradecía ayer la colaboración vecinal ante una situación “compleja” y se congratulaba de que la alerta de la estación de tratamiento de agua potable de A Ratona se disparase nada más detectar una bajada repentina de los valores de cloro libre residual en los depósitos de cabecera. El regidor se muestra cauto a la hora de fijar una fecha para el restablecimiento del servicio dado que, a pesar de la mejoría del agua, las lluvias podrían provocar un arrastre de sustancias contaminantes a la zona de captación del río Carballido, un afluente del Deo: “Si continúa esta evolución en poco tiempo volveremos a la normalidad”, apuntaba ayer al mediodía. Caínzos incidió en la importancia de extremar las precauciones y avanzó que, antes de abastecer de nuevo a la población, realizarían varios muestreos para “tener garantías suficientes”. Los técnicos de la Xunta todavía no han dado con la procedencia del vertido. Afirman que no han encontrado restos de purines y apuntan a posibles arrastres de un vertido de naturaleza agrícola en momentos previos.

Curtis suma tres días sin agua corriente potable y sigue sin fecha para restablecer el servicio | L.O. Antares Pérez

“Con la cisterna podemos abrir la panadería y vamos tirando”

Curtis suma tres días sin agua corriente potable y sigue sin fecha para restablecer el servicio  | L.O.

Curtis suma tres días sin agua corriente potable y sigue sin fecha para restablecer el servicio | L.O. Antares Pérez

“Improvisamos. Soy algo chapuzas, pero lo que hago suele funcionar”

Curtis suma tres días sin agua corriente potable y sigue sin fecha para restablecer el servicio | L..O.

“No levantamos cabeza, primero las restricciones y ahora, esto”