Cuando se aplican esmaltes en piezas de barro que después se llevan al horno y se sacan aún incandescentes y se depositan en un recipiente lleno de serraduras, hojas secas o incluso periódicos, estos arden y generan mucho humo, que entran dentro de dichas piezas y los óxidos del esmalte se convierten en metal. El resultado son cerámicas con unos cambios de color y unos efectos sorprendentes. Son piezas de gran belleza en su imperfección, con grietas, relieves irregulares y distintas manchas de color. Esta novedosa técnica de artesanía, denominada rakú y que tiene orígenes japoneses, podrá aprenderse también en Oleiros gracias al obradoiro que comenzará a impartirse el próximo martes día 12.

El Museo Os Oleiros ya abrió el plazo de inscripción para el que será uno de los cursillos más interesantes que haya organizado. La actividad, dirigida a mayores de doce años, durará tres jornadas, el 16, el 23 y el 30 de octubre.

Profesor

El ceramista vasco afincado en A Costa da Morte desde hace años, Nano Unzueta (con más de cuarenta años de oficio) será el encargado de impartir este taller de rakú en As Torres de Santa Cruz. Los interesados en acudir a estas clases tienen que formalizar la inscripción en el Museo Os Oleiros, por teléfono o por correo electrónico.

Se organizarán dos turnos, uno de cinco a seis y media de la tarde y el siguiente desde las seis y media hasta las ocho (con un máximo de doce personas por turno).