El Ayuntamiento de Arteixo ha sacado a contratación por 572.111 euros (con IVA) los trabajos para mejorar la seguridad en dos cruces de la Travesía de Pastoriza: el que confluye con el Paseo do Santuario y la rúa Lagarto y el que lo hace con la rúa Igrexa, los dos con problemas de visibilidad y el primero además con gran densidad de tráfico sobre todo en el horario de salida y entrada de centros escolares. La solución propuesta para mejorar estas intersecciones es expropiar y demoler seis viviendas y un galpón de bloque de uso agrícola.

Se demolerán las casas números 109, 111, 113, 137, 139 y 141 de la Travesía de Pastoriza, todas construcciones de bajo y una planta, con alrededor de un siglo de antigüedad y todas en estado ruinoso, abandonado y sin ocupantes menos una (la 113) y solo una (la 139) de dos plantas. El número 141 además tiene más superficie ocupada por galpones de todo tipo (223 metros cuadrados) que la propia casa (188 metros), que está llena de todo tipo de residuos. Se echará abajo también una construcción de bloque, de planta baja, dentro de una huerta que se usa para plantar verduras y hortalizas. Tras tirar todas estas construcciones, la mayoría en esquinas de calles, se cerrará con bloque y malla. En total son siete parcelas afectadas, todas propiedad de particulares menos dos cuyo dueño es Promociones Dalgui.

Las otras obras que se ejecutarán para mejorar la fluidez serán alargar las paradas de autobús en sentido A Coruña y poner un carril especial para la parada en sentido Arteixo para no interrumpir el tráfico. Para esto último habrá que desplazar el eje de la carretera 1,8 metros en dirección rúa Lagarto, y además se impedirá el aparcamiento en esta margen.

El plan del Concello es ampliar el ancho de las aceras de la Travesía de Pastoriza y del Paseo do Santuario para que tengan todas como mínimo 1,8 metros (ahora hay tramos con 0,3 metros por las viviendas fuera de alineación). El proyecto indica que se perderán trece aparcamientos pero se conseguirán nueve en el Paseo y otras en el entorno hasta tener 16. Al ampliar la anchura de las aceras se reordenará también el Paseo do Santuario y se pondrán semáforos en los cruces, con pasos peatonales.

El Concello tramita con una empresa la tasación para expropiar e indemnizar por estas demoliciones.

En la zona de la rúa Igrexa no se ha desarrollado la unidad de actuación UA-52 por lo que se mantendrá el doble sentido de circulación en la rúa Lagarto, con semáforos (para da salida al entorno del instituto y la escuela infantil) pero en el futuro se prevé un sentido único.