Siete hectáreas de una finca situada en la parroquia de Montemaior, en A Laracha, servirán para comprobar cómo mejorarían los sistemas de agricultura si se aplicasen tecnologías como sensores remotos, soluciones de bajo consumo, tratamiento de datos a gran escala, realidad aumentada o procesamiento de imágenes captadas por cámaras. Estas son las medidas que se aplicarán dentro del proyecto que desarrollará la Fundación Galicia Sustentable, que hoy por la mañana realizó la presentación de sus instalaciones. Su presidente, Marcos Pérez, explicó que el objetivo final es “trasladar la modernización” y la “digitalización al rural” y “convertirlo en una parte de la solución” para lograr un sistema sostenible.

Lo primero que se puede ver nada más acceder al recinto es una pizarra con el mensaje de “prosperidad para el rural” . Al lado hay una plantación de eucaliptos, una zona húmeda, una huerta y un bosque autóctono. Una representación de la biodiversidad del monte gallego con la que la fundación quiere conocer los problemas que tiene cualquier lugar del rural de Galicia y con la que “resolver las necesidades” del agro “de manera sostenible”. Marcos Pérez indicó que la finalidad de aplicar la tecnología en los cultivos es dar “un salto de calidad”.

El centro tecnológico Gradiant se encargará de la parte tecnológica. Su encargado, Fernando Jiménez, relató en detalle los sistemas que se utilizarán en este proyecto, que contará con herramientas digitales respetuosas con el medio ambiente y con una implementación simplificada, en particular en el seguimiento de zonas agrícolas mediante la integración de sensores remotos, soluciones de bajo consumo, procesamiento de datos a gran escala basado en inteligencia artificial, realidad aumentada o procesamiento avanzado de imágenes. De hecho, en la presentación de hoy se mostró en un televisor el sistema en funcionamiento.

Un aspecto en el que incidió Fernando Jiménez es la falta de cobertura móvil que existe en muchas zonas del rural. El proyecto prevé extender las redes de internet en la zona.

La Fundación Galicia Sustentable dispone de un gran campo experimental de más de siete hectáreas en las proximidades de la iglesia de Montemaior. La adquisición del terreno se realizó poco antes del primer estado de alarma del pasado año, pero la pandemia retrasó la puesta en marcha de la iniciativa. Los cultivos que se plantarán todavía no están definidos, pero se hará en breve.

El Concello de A Laracha colabora con el proyecto. Su alcalde, José Manuel López Varela, que participó en el acto de presentación, indicó que es “un proyecto que ilusiona mucho” y en el que hay “muchas esperanzas puestas en él”. También destacó la importancia de desarrollar propuestas que impulsen las zonas rurales porque en la actualidad el “crecimiento” de población solo se registra en los “núcleos urbanos” del municipio.