El Ayuntamiento de Oleiros aprobó una ordenanza municipal de Inspección Técnica de Edificaciones (ITE), en vigor desde enero de 2012, tras aprobarse el año anterior un Real Decreto de impulso a la rehabilitación y la obligatoriedad de realizar estas inspecciones en inmuebles con más de cincuenta años, en municipios con más de 25.000 habitantes. Ya antes, con la Lei do Solo de 2002, los concellos ya tenían que regular mediante ordenanza estas inspecciones periódicas de edificios. El Gobierno local, tras casi diez años de tener en vigor esta ordenanza de inspección, propondrá al próximo pleno su derogación al decretar la Xunta este año una nueva normativa que ya no obliga a los concellos sino a los propietarios de los edificios.

Edificio antes de las obras de rehabilitación en Santa Cruz. | // I.R.

El Gobierno local señala en la justificación de esta derogación que la ordenanza de inspección de edificios de 2012 prácticamente no tuvo aplicación en el municipio, a pesar de que en esa fecha había exactamente 3.424 edificios con más de medio siglo de antigüedad. Sin embargo entonces el Concello hizo llamamientos públicos e incluso amenazó con sanciones a los que no rehabilitasen las viviendas, y fruto de esa política fue la restauración progresiva del conjunto de viviendas junto a la plaza da Rabadeira, de gran valor arquitectónico.

El nuevo decreto de la Xunta ya no obliga a los Ayuntamientos sino a los propietarios o comunidades de propietarios a contratar a un experto para realizar un Informe de Avaliación dos Edificios (IAE) en cuanto el inmueble de vivienda residencial colectiva cumpla los 50 años.

El Concello de Oleiros por lo tanto ahora solo tiene que gestionar la inscripción de estos informes, según los propietarios los elaboren y los presenten al Ayuntamiento, éste informa a la Xunta para inscribirlos en un registro oficial.

El Ejecutivo municipal por lo tanto, al haber esta nueva normativa, junto con la de 2016 y la de 2019 de mantener la conservación, salubridad y ornato de terrenos, construcciones y edificios, considera que su ordenanza ITE de 2012 es “innecesaria” y además “carece de sentido” porque ya está “anquilosada” al no ajustarse a las nuevas legislaciones.

La nueva normativa gallega denominada IAE ya está en vigor desde antes de este verano. Los inmuebles de Oleiros que tengan más de cincuenta años deberán elaborar este informe antes de un año. Se trata básicamente de acreditar el estado de conservación, la accesibilidad y la eficiencia energética del edificio.

Tener la IAE será imprescindible para realizar cualquier compraventa o alquiler, es necesario entregar copia de este documento. Solo estarán exentos los inmuebles con declaración firme de ruina y los que tengan ya un certificado de Inspección Técnica de Edificación.

Aunque la construcción nueva es el baluarte de Oleiros, también se realizan muchas rehabilitaciones. Una de las últimas es en el cruce de Santa Cruz: un precioso edificio de 1926, con características modernistas, un singular tejado con ornamentación, vidrieras de colores y molduras en las ventanas.