Los vecinos de Sada están sin piscina municipal desde que en enero de este año el Concello decretase el cierre tras hallar deficiencias en la cubierta, agravadas por las lluvias, y que obligaron a apuntar una zona. El Gobierno local llevará al pleno de este jueves, para su aprobación, un proyecto técnico de rehabilitación integral del edificio, por lo que su apertura no se prevé hasta iniciado el año que viene.

El Gobierno local buscó financiación para ejecutar esta rehabilitación debido a su importante importe y a que es necesario actuar tanto en la cubierta como en la estructura y la envolvente térmica. El alcalde, Benito Portela, firmará un convenio con el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) para financiar la mayor parte del coste total de esta rehabilitación, que con el IVA, la redacción del proyecto y la dirección de obra, asciende a 589.000 euros.

El acuerdo con el IGVS le permitirá al Concello sadense tener un préstamo que podrá devolver a ocho años, a algo más de 60.000 euros por año.

Otro punto importante que irá al pleno de mañana jueves es la contratación del servicio de ayuda en el hogar, por segunda vez. El Ayuntamiento inició el expediente el pasado mes de julio, licitando el servicio por 1,8 millones de euros (el valor estimado total era de 4,3 millones) pero en agosto la Asociación de Pequeñas Empresas Gallegas presentó un recurso especial en materia de contratación contra los pliegos.

El Concello sadense también advirtió varios errores en la puntuación por lo que amplió el plazo de presentación de ofertas.

Pero después el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de Galicia (TacGal) acordó como medida cautelar suspender la licitación. Después el TacGal ya resolvió darle la razón a la Asociación de Pequeñas Empresas, que reclamaba al Ayuntamiento que anulase los pliegos por vulnerar varios artículos de la Ley de Contratación del Sector Público.

Tras esta resolución el Concello de Sada declaró la nulidad de los pliegos de cláusulas administrativas y de prescripciones técnicas de este contrato. Ahora prevé volver a licitar este contrato.

Sada, preocupada por la plusvalía: ya cobró 280.000

El anuncio de que el Tribunal Constitucional anula el impuesto de plusvalía municipal que cobraban los ayuntamientos al considerar inconstitucional la forma de calcularlo tendrá una importante repercusión en municipios con un importante volumen de compraventa de vivienda. Sada ya está preocupada. Según confirmó ayer el alcalde, el año pasado el Concello ingresó por este concepto 146.000 euros y en lo que va de este año ya tiene cobrados 280.000. Además, en el proyecto de presupuestos para 2020, la previsión que manejaban era aún más elevada, 300.000 euros. Esta sentencia supondrá importantes ajustes a muchos concellos.

La Diputación cobrará a las suministradoras

El Concello de Sada también llevará al pleno de mañana dos puntos destinados a mejorar sus ingresos. Uno de ellos es la adhesión a la Central de Contratación de la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp). Otra es la delegación en la Diputación de la gestión, inspección y recaudación de la tasa por la utilización privativa y aprovechamientos del suelo y subsuelo de vías públicas por parte de empresas como Naturgy, Gas Natural o Telefónica