El Ayuntamiento de Oleiros apuesta por la alegría para reactivar tanto el ánimo como la economía del municipio y dejar atrás el impacto de la crisis sanitaria. El año pasado, por primera vez, el Concello organizó una Cabalgata de Reyes cuando nunca antes había promovido estos eventos navideños (los organizaban algunas asociaciones vecinales) y además justo el año en el que el resto de municipios en su gran mayoría los mantuvieron anulados por temor al contagio del COVID.

Para la Navidad de 2021 el Gobierno local quiere continuar con esta senda iniciada en 2020 y además la ampliará tirando la casa por la ventana: por primera vez habrá en Oleiros una pista de hielo para patinar, que se instalará en la polideportiva de la Segunda República, en el Alto de Perillo. Una empresa gestionará la entrada, cobrando por el uso de los patines. “Media hora serán cinco euros”, adelantó ayer el alcalde, Ángel García Seoane, quien recalcó que será pista “de hielo de verdad, no sintético”.

El Ejecutivo pondrá en funcionamiento dos polos de actividad, en los dos núcleos más poblados: en la plaza Esther Pita de Santa Cruz y en esta polideportiva de Perillo. En la primera se instalarán tres tiovivos y en la segunda, dos (un euro cada viaje). Pero además habrá animación infantil, trenes y juegos.

Toda esta programación especial, casi para celebrar que estamos a punto de regresar a la vida normal, se llevará a cabo entre el 22 de diciembre y el 7 de enero. El día 5 se celebrará la Cabalgata de Reyes, como el año pasado, aunque “mejor”, según Seoane, para lo que se contratará de nuevo un autobús descapotable con decoración navideña para los Reyes Magos, que volverán a tirar caramelos (por el COVID no se pudo en 2020) en su recorrido por el municipio.