El Concello de Cerceda ha renovado las luminarias existentes en el lugar de Pontoxo, en la parroquia de As Encrobas, un proyecto con cargo al Fondo de Compensación Ambiental y que contó con una inversión total de 4.442 euros.

En total, se cambiaron 13 unidades, en una intervención que, según explica el Gobierno municipal, supondrá un ahorro energético, ya que la tecnología LED “desperdicia muy poca energía” frente al sistema convencional, y una mejora de la seguridad viaria al mejorar la visibilidad para los conductores y los peatones de la zona, además de eliminar la contaminación lumínica presente en el entorno de la iglesia y del local social.

El alcalde, Juan Manuel Rodríguez, señala que se deben “proyectar intervenciones que mejoren las condiciones lumínicas a la hora de poner en valor un lugar simbólico como Pontoxo, siendo una actuación positiva” para el rural del municipio.