La Xunta y el Concello de Cambre no cumplen con los discapacitados. Este es el lema de la pancarta con la que se presentó ayer delante del Concello la vecina septuagenaria cuidadora de su hijo gran dependiente, Josefina Iglesias, que reclama hace ya meses la reactivación del servicio de ayuda a domicilio con una asistencia adaptada a las necesidades de su hijo. Los grupos de la oposición de Cambre ya reclamaron que se dé respuesta a las demandas de esta residente.