El instituto María Casares de Bastiagueiro tiene 587 alumnos, de los que 10 presentan necesidades educativas especiales y 24 requieren apoyo educativo. Para atenderles existe un único profesor de Pedagogía Terapéutica, mientras que en el curso pasado eran dos. La directiva del centro educativo y la Asociación de Nais e Pais de Alumnos (Anpa) del centro ha reclamado por escrito a la Consellería de Educación el incremento de profesorado especialista, sin que hasta el momento les hayan contestado. Por esta razón el Anpa ha decidido movilizarse y ha convocado para el próximo lunes 17, a la salida de las clases de la tarde, una concentración de denuncia de la negativa de la Xunta “a dotar de más profesorado” al instituto.

“Ya el curso pasado dos docentes de Pedagogía Terapéutica para todo el alumnado eran pocos, era difícil, pero este curso suprimieron uno y así es imposible ante el elevado número con necesidades especiales, hablando solo de las situaciones valoradas y diagnosticadas, que aún pueden ser más. Al haber solo un docente para todos, se está cargando a los profesores para que ayuden en esta labor, se están interrumpiendo las clases e incluso se deja de atender a alumnos con necesidades menores. Necesitamos como mínimo doblar el número de estos docentes, aunque lo ideal sería tener tres o cuatro”, explicó ayer la presidenta del Anpa, Isabel Cuesta.

La asociación de madres y padres de alumnos envió un escrito el pasado mes de noviembre a la Consellería de Educación pero no recibieron respuesta aunque sí contestaron a la directiva del centro en el sentido de confirmar que este curso no se va a aumentar el profesorado de Pedagogía Terapéutica. “Este profesorado especialista puede prestar la atención precisa para hacer real la palabra que repetimos tantas veces, la integración. Sino, se queda solo en una palabra sobre el papel, no en una realidad”, añade Isabel Cuesta.

Demanda en el Valle Inclán

La reducción de profesorado especialista mientras simultáneamente aumenta cada curso el número de alumnos con necesidad de apoyo es una crítica presente en muchos centros. El colegio de Infantil y Primaria Valle Inclán de Perillo inició este curso escolar, el pasado septiembre, con escritos a la consellería y una concentración de protesta por la eliminación de un docente de Audición y Lenguaje a tiempo parcial y otro de Pedagogía Terapéutica a tiempo completo.