La Corporación municipal de Culleredo y trabajadores del Concello, junto a algunos vecinos, guardaron un minuto de silencio al mediodía de ayer en pesar por los dos jóvenes vecinos de Celas de Peiro que fallecieron en la madrugada del sábado al domingo en un accidente en Abegondo en el que resultó herido grave un tercer ocupante, también vecino, que ayer seguía en la UCI con pronóstico grave. La concentración se celebró a la entrada de la Casa Consistorial.