La vía propuesta por el Gobierno local de Sada para intentar evitar la demolición del edificio Sada y Contornos 3 con orden firme de derribo se tambalea. La secretaria municipal acaba de emitir un nuevo informe en el que se reafirma en su rechazo a tramitar como una corrección de errores un cambio en el apartado de alineación y línea de soportal en planta baja del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM).

La funcionaria mantiene su criterio a pesar del dictamen favorable de los servicios técnicos de la Diputación, que ven clara la existencia de un error en el PXOM, y concluye que este cambio, al que se aferra el Ejecutivo local para intentar legalizar el inmueble, no debe tramitarse como una corrección sino como una modificación puntual del plan general, con unos plazos considerablemente largos (de los tres o cuatro meses de media a más de dos años).

La propuesta de corrección de errores recalará al pleno del jueves sin apoyos garantizados (solo Sadamaioría y BNG, que suman ocho ediles, han avanzado su apoyo y se precisan nueve votos para que el acuerdo salga adelante). En el caso de que prospere, la propuesta debería recibir aún el visto bueno de la Xunta y, de decaer, el Ejecutivo tendría que buscar otra vía in extremis o tramitar una modificación puntual del PXOM con el tiempo en su contra: el plazo máximo fijado por el juzgado para demoler venció en mayo de 2020 y el juzgado ha reclamado ya al Concello que deposite las garantías, que rondarán los cinco millones, para derribar este edificio y otro construido al amparo de la misma licencia, concedida en 2005 por el Gobierno de Ramón Rodríguez Ares y anulada por la Justicia.

En su informe, la secretaria lanza duros reproches al alcalde por su proceder en este asunto

En su informe, la secretaria municipal lanza duros reproches al alcalde, Benito Portela, que lleva las riendas de Urbanismo, que, según la habilitada nacional, parece desconocer “lo que son los órganos y funcionarios independientes”. La funcionaria cuestiona que el regidor, “en aras de seguir defendiendo la culminación de un expediente que arranca mal fraguado”, solicite un dictamen al departamento técnico de asistencia a municipios de la Diputación con el argumento de que existían discrepancias jurídicas. Considera esta funcionaria que se trata de una “estrategia incorrecta” y critica que se encomiende a un “técnico rebatir cuestiones jurídicas de un informe de secretaría referenciadas a criterios jurisprudenciales”.

La habilitada nacional admite que el informe de la Diputación “complementa el de el equipo redactor” del PXOM, que no aclaraba “si la voluntad del planificador era la existente o la que se pretendía tras la corrección”, pero rechaza sus conclusiones al entender que esta propuesta de corrección de errores no cumple los requisitos que establece la jurisprudencia, que hace una interpretación “abiertamente restrictiva” y establece que el error material debe ser “evidente por sí mismo, sin necesidad de mayores razonamientos y exteriorizarse prima facie por su sola contemplación”, extremos que, según su criterio, no se dan en este caso.

Edificio de Camiño do Fiunchedo con orden de derribo.

Dos edificios en la cuerda floja

Las vías para legalizar este edificio de la Avenida Sada y Contornos con 20 viviendas se estrechan. Y tampoco han trascendido avances en la tramitación del plan especial para regularizar el de Camiño de Fiunchedo, con 38 pisos. Las obras para demoler este inmueble salieron a licitación hace dos años.