Uno de los parques infantiles del paseo de O Burgo y el equipo de calistenia han tenido que ser reubicados a consecuencia del inicio de las obras para el dragado de la ría. Además, una decena de árboles se verán afectados por los trabajos. El Concello los trasplantará a otra zona del paseo; si los técnicos dan su visto bueno, se emplazarán en el entorno de la pista multideporte de Fonteculler. El acceso de camiones para el dragado se ejecutará desde las pistas deportivas de Juan Carlos I.