La Xunta acaba de convocar un concurso de venta de suelo empresarial de su propiedad en 17 polígonos de toda Galicia. Entre ellos figura Morás, situado en Arteixo, donde pone a la venta 30 parcelas que quedaron sin adjudicatario el pasado año, cuando ya intentó encontrar compradores. El solar más barato cuesta 184.239 euros y el más caro ya alcanza los 1.215.559 euros, incluidas las bonificaciones en el precio. Las empresas interesadas en presentar ofertas podrán hacerlo hasta el próximo 30 de marzo.

Esta es la segunda venta que se realiza tras hacerse pública la compra por parte de Hijos de Rivera, propietaria de Estrella Galicia, de casi medio millón de metros cuadrados, lo que equivale a la mitad de la superficie útil de esta zona industrial.

Todos los terrenos que salen a subasta tienen un uso industrial-terciario y los interesados pueden optar a una bonificación máxima de un 30%, aunque con ciertas condiciones. Las empresas adjudicatarias están obligadas a construir sus instalaciones y obtener licencia de actividad en el plazo máximo de tres años desde la formalización de la adjudicación en escritura pública, pero estarán obligadas a mantener la actividad durante un período mínimo de diez años, que se incrementa hasta 12 si la parcela se adquiere con el objetivo de ofrecer naves en régimen de alquiler a otras empresas.

El solar más barato cuesta 184.239 euros, ya con la bonificación del 30% incluida en el precio. Su superficie es de 1.487 metros cuadrados, lo que supone un precio por metro de 123 euros. Por un importe cercano también están a la venta otro cuatro solares. La horquilla de precios es variada y llega hasta los 1.215.559 euros de la parcela más cara, que tiene un precio por metro de 86. En este caso la superficie es de 14.118 metros cuadrados.

La compra de parcelas puede realizarse mediante adjudicación con precio bonificado, en derecho de superficie (una modalidad que permite acceder al suelo a cambio de un canon anual muy reducido y con opción de compra), en alquiler y compraventa con pago aplazado.

Además de Estrella Galicia, Aluman y los liberados de la expropiación, han comprado suelo en Morás siete compañías: Transportes Galastur, Carechem Distribución, Progando, Auxiembal, Fixagal, Kusilas y Céltiga de Montajes.