Kiosco

La Opinión de A Coruña

Oza-Cesuras: el porvenir de las instalaciones municipales tras una alianza pionera

El futuro de la Casa Consistorial de Cesuras abre una guerra a punto de cumplirse diez años de la fusión

El Gobierno local y PSOE cruzan reproches por la propuesta socialista de instalar un centro de día en el edificio | El PSOE defiende que está infrautilizado y que el nuevo servicio sería compatible con el mantenimiento del registro y el PP le acusa de pretender cerrar el consistorio | La oposición rechaza la previsión del PXOM de fijar el único núcleo urbano en Oza

Casa Consistorial de Cesuras

El Concello de Oza-Cesuras conserva en activo las dos casas consistoriales de los extintos concellos y, a punto de cumplirse una década de la fusión, el futuro de una de ellas, la menos utilizada, ha desatado una guerra entre el Gobierno local y los socialistas, que han intercambiado en redes sociales agrios reproches a cuenta del porvenir de la sede administrativa de Cesuras.

El detonante de la bronca fue una moción que el PSOE presentó en el último pleno para instar al Concello a seguir los pasos de otros ayuntamientos como Betanzos y aprovechar la convocatoria de fondos europeos para recabar ayudas que posibiliten la apertura del primer centro de día del municipio.

Los socialistas planteaban dos opciones: habilitar este servicio gerontológico y socioterapéutico en el edificio que ha adquirido el Concello para la puesta en marcha de un centro social de mayores o ubicarlo en el antiguo consistorio de Cesuras, “en buen estado, bien comunicado y accesible” y actualmente “infrautilizado dado que toda la actividad administrativa del Concello está centralizada en la Casa Consistorial de Oza dos Ríos”, argumentaban.

El PSOE planteaba en su moción dos posibles ubicaciones para el centro de día

decoration

La moción recabó el apoyo del BNG, pero fue tumbada por el PP, que afirmó que trabajaba desde hace tiempo en un proyecto para construir una residencia, sin aportar más detalles.

Solo unos días después, el Ejecutivo municipal abrió la caja de los truenos al colgar un comunicado en la página web del Concello y en las redes sociales oficiales para informar a los vecinos de que el Consistorio de Cesuras conservaría su actividad actual y acusar al actual portavoz del PSOE, José Antonio Vaamonde, y a su antecesora, Pilar Pedreira, de perseguir desde hace años el cierre de esta sede. El Gobierno local defiende que actualmente este edificio acoge el registro, catastro, juzgado, servicios sociales y gestión de impuestos. “La sede de Cesuras funciona y por eso Oza-Cesuras no va a prescindir de servicios para nuestros vecinos y vecinas”, concluía.

El comunicado recibió de inmediato respuesta del PSOE, también a través de las redes sociales. En una misiva dirigida a los vecinos, la anterior portavoz del PSOE, Pilar Pedreira, ya retirada de la primera línea de la política, acusó al alcalde, Pablo González, de emprender una “campaña de mentiras y difamación” contra ella y sus compañeros e incidió en que el PSOE siempre luchó porque le “dieran más contenido al Consistorio de Cesuras” e instó en numerosas ocasiones al Ejecutivo a celebrar plenos en la sede cesurana.

Pedreira recalcó que su propuesta no pasa por cerrar el edificio, sino por “darle un nuevo uso” con la puesta en marcha de un servicio muy necesario que “revitalizaría la actividad económica de la zona”. En la misma línea, el PSOE defendió en otro escrito que en la actualidad este consistorio “solo acoge la oficina del registro” que, apunta, “podría compartir recinto con el centro de día o desplazarse a algún local próximo”.

Su comunicado recibió una réplica en forma de nuevo comunicado del alcalde, difundido también en redes sociales, en el que acusa al PSOE de pretender perjudicar la fusión y dañar la imagen de Oza-Cesuras para “hacer la pelota” a “periodistas poco objetivos o más bien difamatorios”. El regidor hace suyo el “no es no” para defender nuevamente mantener el uso administrativo del Consitorio cesurano y afirma que, a su entender, no tiene las “dimensiones adecuadas” para un centro de día.

Polémica por la potenciación de Oza en el plan general

La polémica por el porvenir del Consistorio de Cesuras coincide con otra, menos ruidosa, que gira también en torno al ya extinto municipio. Se trata de la controversia que ha generado la previsión del borrador del plan general de Oza-Cesuras, en trámite de evaluación ambiental, de potenciar Oza “como único núcleo urbano del municipio en detrimento del núcleo Cesuras” para favorecer la “centralidad”. El documento apuesta por un crecimiento cara al norte por la “proximidad al nudo Betanzos-Coruña”.

La propuesta ha merecido las críticas del PSOE y BNG, partidarios de que se delimite también un núcleo urbano en Cesuras.

Compartir el artículo

stats