Kiosco

La Opinión de A Coruña

Cambre localiza 352 lugares del municipio con presencia de los invasores ‘plumachos’

Un equipo de biólogos localiza 46 plantas exóticas invasoras y cinco especies de fauna ya naturalizadas | El Concello encargó el estudio para tomar medidas y reducir su presencia

Estudio en el embalse de Cecebre. | // L.O.

El Concello de Cambre ha finalizado el estudio de especies invasoras existentes en el municipio, que efectuó en los últimos meses un equipo de biólogos, y la conclusión es que figuran hasta 46 tipos de plantas exóticas con potencialidad de ser invasoras.

En este estudio los biólogos determinaron que, tal y como parecía por ser la planta más visible en todas partes, la hierba de la Pampa o plumacho es la más presente en el municipio, con la localización en hasta 352 puntos.

La segunda planta foránea e invasora más presente es la robinia o falsa acacia, ubicada en 160 lugares y en tercer lugar se sitúa la acacia negra con 63 localizaciones. La mimosa se halló en 61 localizaciones de Cambre mientras que el llamado budelia o arbusto de las mariposas se halló en 49 lugares.

Los biólogos también realizaron un estudio de la fauna, las especies foráneas presentes en el municipio cambrés. En este caso localizaron cinco especies que ya están naturalizadas en esta zona: el cangrejo rojo americano (muy presente en el entorno del embalse de Cecebre), la almeja asiática, la tortuga de Florida (procedente de sueltas de particulares cuando crecen) y dos especies de aves anátidas, el cisne vulgar (presente en toda la ría de O Burgo, entre otras localizaciones) y el ganso del Nilo.

En este estudio también se obtuvo información documental de la existencia de poblaciones de otras especies invasoras: el carpín dorado (un pez), la gambusia (otro tipo de pez) y el visón americano. Las riberas del río Mero y el embalse de Cecebre fueron dos lugares donde se detectó la presencia de varias de estas especies invasoras.

Tras contar con este estudio de flora y fauna foránea e invasora el Ayuntamiento ahora prevé llevar a cabo acciones de erradicación de estas especies y de reducción de su impacto en la flora y fauna local.

Entre otras medidas prevé elaborar una normativa municipal que impida depositar residuos procedentes de podas en fincas y jardines en lugares no delimitados, ya que muchas especies enraízan rápidamente tras ser cortadas. Con los plumachos sin embargo, esta medida no sirve ya que nacen sobre todo en zonas donde hay obras, movimientos de tierras, y se propagan por las semillas a través del viento.

El Concello también prevé realizar campañas de concienciación para involucrar a los ciudadanos.

El Ejecutivo local encargó este estudio en 2021 tras lograr una subvención de la Consellería de Medio Ambiente.

Compartir el artículo

stats