Kiosco

La Opinión de A Coruña

Dos edificios de Sada al borde del derribo

Sada propone adjudicar por 505.000 euros el derribo del edificio de Fiunchedo, con 38 pisos

La Junta de Gobierno da luz verde inicial al plan que tramitan los propietarios para intentar legalizar el inmueble | El juez ordenó al Concello fijar las garantías por las demoliciones de dos inmuebles

Edificio de Camiño de Fiunchedo con sentencia firme de derribo. | // LA OPINIÓN

El Concello de Sada culminó ayer el procedimiento de licitación del derribo de uno de los dos edificios con orden firme de derribo, el de Camiño de Fiunchedo 6, con 38 viviendas. Los trabajos salieron a concurso hace ya más de dos años, en febrero de 2020, y la mesa de contratación propuso ayer adjudicar la obra a Arines SL por 505.000 euros (IVA incluido).

Los trabajos salieron a contratación por 668.580 euros y se presentaron ocho empresas, Arines, Ogando, Ribera Navarra, J.Carreira, Saavedra y López, Ogmios, y dos UTES, una de Civis Global y Prosema Noroeste y otra de XAC y López Cao, con ofertas que oscilaban entre los e 354.900 euros hasta 468.868 euros (sin IVA). La adjudicación a Arines, que todavía tiene que ratificar la Junta de Gobierno, supondría una rebaja del 25%. El pliego establece un plazo de 9 meses para ejecutar la demolición.

El Concello da un paso más para el derribo de este edificio construido al amparo de una licencia de 2005 anulada por la Justicia al tiempo que los propietarios ( doce particulares y un fondo de inversión) tramitan in extremis un plan especial de reforma interior para intentar legalizar este inmueble.

El alcalde de Sada, Benito Portela, desveló ayer que la Junta de Gobierno Local acaba de aprobar inicialmente este plan especial, que se someterá en breve a exposición pública para alegaciones.

El plazo fijado por el juzgado ya ha vencido y el denunciante urge de nuevo la demolición

decoration

Los propietarios apuran las gestiones con el tiempo en contra. El plazo fijado por el juzgado para proceder a la demolición venció ya en mayo de 2020 y el demandante, Gervasio Brasa, ha denunciado la demora en proceder al derribo de este inmueble y el de Sada y Contornos 3, que suman 58 viviendas y que fueron ejecutados al amparo de la misma licencia anulada en sentencia firme.

Dos vías de legalización a contrarreloj

La Justicia ha ordenado ya al Concello fijar las garantías para responder por los derechos de los propietarios de los dos edificios, que el Ayuntamiento cifra en 4, 3 millones más impuestos. El importe total rondaría los 4,8 millones, una cifra muy elevada para un municipio con un presupuesto anual de 12,6 millones y el Concello ha solicitado depositarlas en aval o mediante un seguro de caución, aunque el juzgado todavía no se ha pronunciado al respecto.

El Concello ha iniciado los trámites para una modificación puntual del PXOM que permita legalizar el otro edificio, el de Sada y Contornos. El alcalde propuso inicialmente una corrección de errores, con plazos más cortos, pero la oposición y sus socios de Alternativa dos Veciños tumbaron la propuesta por el informe en contra de Secretaría.

Compartir el artículo

stats