Kiosco

La Opinión de A Coruña

Culleredo resuena por Ucrania

El maratón solidario del Conservatorio reúne unos 4.000 euros para donar a varias ONG

Abraham Cupeiro, durante su actuación, ayer, en O Burgo.

La música, de nuevo, como salvavidas. Un maratón de actuaciones con más de cien músicos de diversa procedencia y trayectoria, desde integrantes de la Orquesta Sinfónica de Galicia o la Real Filharmonía de Galicia hasta estudiantes o la Coral de Maiores do Concello de Culleredo, reunió ayer cerca de 4.000 euros en el Conservatorio Profesional de Música de Culleredo, en O Burgo. La recaudación se destinará a las entidades Médicos del Mundo, Cruz Roja, Refugees Welcome, Cáritas y la ONG Mestura, esta última, con sede en el concello cullerdense, en beneficio de los damnificados por la guerra en Ucrania. El importe recaudado se estimó ayer a falta de reunir hoy los fondos procedentes de los tiques solidarios.

La Coral de Maiores de Culleredo, ayer, en el Conservatorio, donde actuó en el maratón solidario. | // L. O.

Los fondos reunidos se sumaron a través de las entradas, que se vendían a cinco euros, y de los tiques, una especie de fila cero que se despachaba al mismo precio. Con las rotaciones que se produjeron en el público, se registraron alrededor de 400 asistentes en el auditorio Gustav Mahler del Conservatorio, cuyo aforo tiene capacidad para 155 personas, apuntó el director del conservatorio y maestro de ceremonias, además de organizador, Marcos Seoane. Las actuaciones finalizaron cerca de las 22.00 horas.

El máximo responsable del centro se mostró contento y satisfecho con el transcurso de la jornada y los resultados obtenidos. La solidaridad desató un hito en el Conservatorio de O Burgo, al reunir a más de cien músicos en alrededor de una treintena de actuaciones. Además de intérpretes de la Orquesta Sinfónica de Galicia y la Real Filharmonía de Galicia, actuaron alumnos del propio centro agrupados en distintas formaciones, la Coral de Maiores de Culleredo, el clarinetista Xocas Meijide con el Xacobeo Clarinets Ensemble o el multiinstrumentista, investigador y luthier Abraham Cupeiro, que subió a las tablas del centro cullerdense instrumentos que evocan los sonidos de la desaparecida Pangea, como se titula el espectáculo con el que ha ofrecido actuaciones junto a bandas por toda España. Massimo Spadano, concertino de la OSG, y Marianna Prevalskaya, pianista, pusieron el broche con la Sonata número 8 de Beethoven.

Compartir el artículo

stats